La Defensoría Municipal del Niño y Adolescente (Demuna) detectó a través de empadronamientos que en el distrito de Huánuco hay 176 niños que trabajan en la calle y mendigan.

La cifra se dio a conocer en la presentación de la campaña “Tarjera roja al trabajo infantil”, que promueve la Comudena (Comité municipal de los derechos del niño y adolescente).

Julia Dávila, secretaria técnica del Comudena, precisó que realizaron tres empadronamientos para detectar a los niños debido que son reacios y existe desconfianza de ellos a las autoridades. “A mediados de julio realizaremos otro empadronamiento”, anotó.

Los niños fueron identificados laborando en el Cementerio General de Huánuco, los óvalos Esteban Pavletich y Cayhuayna, los mercados de Puelles y nuevo, San Sebastián, Plaza de Armas y plazuela Santo Domingo.

Dávila indicó que luego del último empadronamiento se realizará un plan de trabajo para que estos niños puedan volver a estudiar y dejar la calle.

Informó que según el empadronamiento 97 niños de los 176 identificados continúan estudiando de forma discontinua. “No tienen el apoyo que necesitan y es por lo que estudian durante un periodo y luego lo dejan”, anotó.

La funcionaria señaló que el plan de acción será realizado por la Fiscalía de Familia y trabajará de forma personalizada por cada niño para trabajar con sus habilidades personales y su familia. “Queremos enseñarle al niño a aprender a trabajar para que deje la mendicidad”, expresó al exhortar a la población a no entregarles dinero por compasión. “Tu limosna los condena a una vida de mendicidad”.

Hoy se realizará un pasacalle de sensibilización en Huánuco para exhortar a las familias a no arriesgar a los niños y orientar a la población a no brindar limosnas.