Jael Marleny Anastacio Inocente (28) denunció a la empresa Kinsac SAC –que le provee de recargas para celular– por el delito de hurto sistemático, que habría cometido al menos uno de sus trabajadores, por un monto de aproximadamente 16 mil soles.

Ante el personal del Departamento de Investigación Criminal (Depincri), la joven narró que desde hace casi dos años Kinsac le provee del servicio de recargas a través de la persona identificada como Waldir Balboceda Toratto, quien la visitaba continuamente para atender sus pedidos.

Pero hace unos días, dijo haber sido alertada de que en el sistema figuraban recargas realizadas en horarios que su negocio no atiende, por lo que al solicitar el detalle de estas realizadas en el mes de setiembre detectó que se hicieron recargas por 1 500 soles aproximadamente.

Al revisar los números de los celulares a los que se hicieron las recargas dijo que algunas correspondían a la de Waldir Balboceda. En una comunicación telefónica, el agente vendedor reconoció su culpa y se comprometió a pagarle, pero a la vez le dijo que otros trabajadores hicieron recargas desde su sistema, según narró Jael Marleny.

Asimismo dio a conocer que al informar a la empresa lo que venía ocurriendo, le dijeron que dicha persona ya no trabajaba para ellos desde hace un mes, por las quejas de otros clientes.

Indignada dijo que la empresa no le comunicó de dicha decisión para que pudiera por lo menos cambiar la contraseña de su base de datos, a la que Balboceda tenía acceso. Incluso la persona que lo estuvo reemplazando le decía que habían rotado al personal.

La agraviada dijo que al revisar los reportes de las ventas de recargas detectó que estas se hicieron por aproximadamente 16 mil soles, entre el 2017 y 2018.