El Ministerio de Educación recuperó la mañana del miércoles su terreno de casi dos hectáreas en Cayhuayna que estaba invadido desde el año 2005 por el empresario Carlos Figueroa Alcántara, de la conocida empresa Constructora Figueroa,

La jueza Juana Cercedo del Juzgado Transitorio Civil ordenó para ayer la diligencia de lanzamiento de Carlos Figueroa del lote ubicado en la Asociación Provivienda Guardia Civil (Aprovigc) de una extensión superficial de 1 948.20 metros cuadros inscrito en la Partida Electrónica n° 11094935 de los Registros de la Propiedad de Inmueble de la Oficina Registral de Huánuco a nombre del Ministerio de Educación.

Si bien el proceso judicial de reivindicación y adjudicación de los edificaciones realizadas sobre el predio en litigio sin obligación de pagar su valor, comenzó el 15 de abril del 2013 con la admisión de la demanda presentada por la procurador publica a cargo de los asuntos judiciales del Ministerio de Educación, la batalla legal contra Carlos Figueroa comenzó en el 2005, por parte de don Nicéforo Huanca Utrilla, entonces presidente de la Aprovigc.

Con la voz quebrada, don Nicéforo de 78 años de edad, afirma que batalló solo, que nunca recibió el apoyo de los directores regionales de Educación que sucedieron a Serna y hasta la Fiscalía archivó la denuncia por usurpación que presentó contra Figueroa.

Recuerda que siendo presidente de la Aprovigc entregó en el 2004 dicho terreno al entonces director regional de Educación, Rosendo Serna Román, para que ahí se construya una institución educativa.

El terreno “estaba destinado para Educación desde la creación de la urbanización. La resolución de la Municipalidad de Huánuco así lo dispone”, refiere don Nicéforo, quien llegó a ser sargento segundo de la hoy desaparecida Guardia Civil del Perú.

Relata que la invasión al terreno de Educación comenzó en el 2005.  El terreno “estaba libre. Yo exigía al director de Educación que se cerque el terreno. Carlos Figueroa estaba ubicando sus materiales” en el terreno (…) así comenzó la usurpación”.

El expresidente de la Aprovigc afirma que el referido empresario cercó el terreno cuando presentó su denuncia por usurpación ante la Tercera Fiscalía Provincial Penal, que la declaró infundada.

“He comunicado al director que ha usurpado tal fulano el terreno de Educación. Ni michi  (…) Solo he luchado. He pagado el autoavalúo del terreno, he pagado la inscripción a Registros Públicos. He viajado a Lima para inscribirlo en el Margesí de Bienes del Ministerio de Educación”, relata.

Afirma que también hizo anular el certificado de posesión que un gobernador de Pillco Marca entregó a Carlos Figueroa como posesionario de dicho terreno.

CASO LLEGÓ HASTA LA CORTE SUPREMA

La jueza Juana Cercedo llegó la mañana de ayer hasta el terreno en Cayhuayna para ejecutar el lanzamiento. Un fuerte contingente policial, efectivos del Serenazgo de Pillco Marca, dos cargadores frontales y un camión del Gobierno Regional y una ambulancia por si hay heridos en un probable enfrentamiento, acompañaban a la magistrada. No hubo necesidad de usar la fuerza pública. De manera pacífica los ocupantes empezaron a retirar sus cosas. Vehículos con el rótulo de Constructora Figueroa estaban en el predio.

El proceso llegó a su fin a pesar de las maniobras legales del empresario para dilatar la ejecución de la resolución en su contra. Tan solo el martes, un día antes del desalojo, la jueza rechazó  la solicitud de Aquiles Florencio Gayoso Juipa y Leoncio Magino Ramírez de ser incorporados en el proceso como litis consorte aduciendo ser los ocupantes del predio.

Y antes, el mismo Carlos Figueroa había solicitado la suspensión del proceso aduciendo que estaba pendiente de resolverse su recurso de casación en la Corte Suprema. Pero la jueza declaró infundada la suspensión. Y Figueroa apeló ante la Sala Civil.

El 8 de julio, la magistrada fijó para el 21 de agosto el desalojo y ese mismo día concedió la apelación al empresario pero precisando que la Corte Suprema ya había rechazado la casación de Figueroa y le había impuesto una multa de 10 unidades de referencia procesal (S/ 4 200).

Dos procuradores del Ministerio de Educación y el mismo director regional de Educación, Rosendo Serna, presenciaron la diligencia de desalojo ejecutada por la jueza Juana Cercedo Falcón.

Serna se confundió en un abrazo con don Nicéforo que los vecinos de la asociación aplaudieron.

“Paradójicamente en mi primera gestión recibí el terreno en donación y cuando me retiré se produjo la invasión y ahora regreso para el lanzamiento” de los invasores, comentó Serna quien escuchó el pedido de los vecinos de que el terreno sea ocupado temporalmente por los dos Pietbaf que funcionan en la urbanización en locales alquilados, mientras se construye la nueva infraestructura educativa.

Serna ofreció enviar hoy al especialista de Educación para que evalúe la situación de los Pietbaf y confirmó que la DRE ya estaba dejando un trabajador en el terreno como cuidador para que no vuelva a producirse otra invasión.

En el año 2016, Carlos Figueroa inició un proceso judicial de prescripción adquisitiva del terreno que tenía ocupado en la Aprovicg y que es de propiedad del Ministerio Público. En enero de este año la jueza Juana Cercedo declaró improcedente por extemporánea la apelación de Figueroa contra la resolución que declaró nula la admisión de su demanda de prescripción adquisitiva.

Gestionará construcción de institución educativa en terreno recuperado

El director regional de Educación, Rosendo Serna Román, confirmó que gestionará ante el Ministerio de Educación la construcción de una institución educativa en el terreno de casi dos hectáreas que ayer fue recuperado judicialmente en Cayhuayna.

Refirió que dicho terreno fue donado inicialmente para una institución educativa de nivel inicial, sin embargo señaló que evaluarán la necesidad de esa zona para definir.

Adelantó que la próxima semana se reunirá con la ministra de Educación a quien solicitará su apoyo para que ahí “se construya una buena edificación. Es un terreno amplio, está saneado y debe atender a la población que no se atiende en toda esta zona”, niños de inicial y primaria, comentó.

La máxima autoridad educativa de Educación indicó que Pillco Marca no tiene una institución educativa emblemática del nivel de la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado o Las Mercedes, por culpa de invasiones y de sus autoridades.

“Se iba a hacer un colegio grande en el campo deportivo del Juan Velasco Alvarado, pero el señor Alejandro Rubina [entonces alcalde de Pillco Marca] imposibilitó que en ese lugar se construya un colegio emblemático para Pillco marca, pero estamos en esa pelea” de recuperar el terreno del campo deportivo que a Cooperativa Agraria de Producción “General Juan Velasco Alvarado” reclama como suyo.

2014. Don Nicéforo entregando la escritura del terreno al entonces director regional de Educación Rosendo Serna.

2019.- Don Nicéforo y Rosendo se reencontraron en la diligencia de desalojo.