Desde hoy entra en vigencia el etiquetado octogonal en todos los productos procesados y ultraprocesados que son altos en azúcar, sodio, grasas saturadas y que contienen grasas trans.

El sábado último, el Gobierno publicó la modificación del reglamento de la Ley n.° 30021 de Promoción de Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, que establece el uso del etiquetado frontal en los referidos productos.

Mediante Decreto Supremo n.° 015-2019- SA, publicado en el diario oficial El Peruano, se dispone que los productos procesados y ultraprocesados que son altos en azúcar, sodio, grasas saturadas y que contienen grasas trans cuenten con los octógonos mediante adhesivos, para cumplir con la finalidad de que todo ciudadano se encuentre informado y decida saludablemente qué consumir.

Además, se precisa que en la fabricación de todos los nuevos envases retornables se consigne de manera obligatoria el etiquetado octogonal, a partir de hoy 17 de junio.

Para el caso de los octógonos referidos a un alto contenido de grasas, azúcar o sal (sodio), el mensaje será “evitar su consumo excesivo”. Mientras que para el octógono referido a las grasas trans, el mensaje será “evitar su consumo”.

COLEGIOS LIBRES DE PRODUCTOS CON OCTAGONOS

Del mismo modo, se establece el cumplimiento obligatorio del Manual de Advertencias Publicitarias (octógonos) en las instituciones educativas públicas y privadas de educación básica regular, por lo cual no existirán productos con octógonos en los colegios, protegiendo la alimentación de los niños, niñas y adolescentes.

Cabe precisar que el Minsa aprobó, el 28 de febrero, los Lineamientos para la Promoción y protección de Alimentación Saludable en las Instituciones Educativas Públicas y Privadas de Educación Básica (RM n.º 195 2019 Minsa).

El Decreto Supremo señala la emisión de disposiciones complementarias para el cumplimiento del manual por las micro y pequeñas empresas.

Asimismo, los alimentos para regímenes especiales, al estar destinados a una población en particular que requiere de un aporte nutricional diferente (completo o complementario) deben ser excluidos del Manual, siempre que no tenga adición de azúcar como para el caso de alimentos infantiles picados y colados para mayores a dos años.

Otro punto importante es que se ha incorporado el uso de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), para declarar los octógonos en el registro sanitario de los alimentos de consumo humano lo cual permitirá advertir el uso de éstos a los productores y comerciantes. Esto permitirá realizar una fiscalización nutricional por parte del Ministerio de Salud.

Cabe mencionar que el Ministerio de Salud tiene como objetivo salvaguardar la salud de los peruanos fomentando una alimentación saludable, tarea fundamental para el desarrollo, crecimiento y bienestar de la niñez y la adolescencia en el Perú.

BODEGAS PUEDEN VENDERLO

La norma dispone extender hasta el 17 de junio del próximo año el plazo para que las microempresas o aquellas con ventas anuales que no superen las 150 UIT puedan vender productos sin etiquetado nutricional.

La República recordó que a finales de marzo pasado, los bodegueros solicitaron al Minsa que se les extienda el plazo hasta finales de año.

Debido a que compran anticipadamente un alto stock de productos para sus tiendas, solicitaron que por un plazo de un año puedan coexistir la venta de productos con y sin etiquetado para no afectar su inversión.

Sin embargo, la prórroga no alcanza a los quioscos de las instituciones educativas donde la norma rige sin excepción a partir de hoy.

“En caso las empresas no cumplan con la normativa del etiquetado de octógonos, podrían ser multadas por Indecopi conforme a lo establecido en el Decreto Legislativo n.º 1044 (Ley de Represión de la Competencia Desleal), con hasta 700 UIT (actualmente S/ 2 940 000). Independientemente de la multa, también se podrían imponer medidas correctivas orientadas a restablecer la leal competencia en el mercado, como podrían ser las siguientes: comiso y/o destrucción de productos, etiquetas, envases; cierre temporal de establecimientos; entre otros”.
Daniel Flores, asociado del estudio DLA Piper Perú.