De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática, en el Perú existen más de 8 millones de madres y el 65.6 % de ellas trabajan (5.2 millones), mientras que el 32.2% son amas de casa y el 2.2 % busca trabajo.

Aye domingo se celebró  el Día de la Madre y más allá del ambiente festivo y comercial que refleja la fecha, queremos plantear esta celebraciòn desde otra mirada. Desde la perspectiva de género, de la valía de la  madre por su condición de mujer.

Y es que la celebración del Día de la Madre aún tiene expresiones de ese machismo arraigado en nuestra sociedad y promovido también por el consumismo.

En efecto, la publicidad nos refuerza la figura de mamá en los que haceres domésticos (cocinas, refrigeradoras, ollas arroceras…. a bajo precio), pero mamá es más que eso.

El Día de la Madre debería estar acompañado de conductas orientadas a combatir en el hogar, en el trabajo y en la sociedad el machismo, ese que menoscaba la dignidad de la madre como  mujer, ese que hace que el varón se sienta superior sobre la otra persona de distinto sexo.

Allí están las cifras del INEI que nos muestran la falsedad del varón como ser superior a la mujer: Madres trabajando en diferentes activiades y en el hogar y buscando trabajo para la superación de la familia. Algo más  que lo que hay en un escaparate podemos regalarle a mamá, esa gran mujer.