Un gigantesco operativo de interdicción contra la minería ilegal se realizó este jueves en las zonas de Chuquibamba, Quiprán y Andas. Centenares de policías y fiscales especialistas en Materia Ambiental ejecutaron el operativo que concluyó con la destrucción de decenas de dragas que extraían ilegalmente oro de las profundidades del río Marañón, destruyendo todo tipo de vida hidrobiológica y contaminando el medio ambiente.

Algunos mineros ilegales habían sumergido sus dragas para evitar su destrucción, pero buzos policiales los pusieron a flote. El operativo comenzó al promediar las 8.30 de la mañana y concluyó después de las 4 de la tarde.