Una joven de 23 años que sufre una grave enfermedad al cerebro acusó a su vecino de haberla ultrajado la mañana de ayer. Poco después, policías de Cayhuayna llegaron hasta Pitumama (Yanag) y detuvieron a Armando Clemente Cayco (38), quien negó haber cometido el delito.

Fue la madre de la víctima quien llegó hasta la Comisaría para denunciar el ultraje ocurrido mientras ella estaba fuera. Dijo que al llegar a su casa, pasado el mediodía, encontró a su hija llorando y al preguntarle por qué lloraba, le contó que su vecino abusó de ella.

La contó que Armando le tocó la puerta y al abrirle le preguntó si se encontraba su madre a lo que ella respondió que no. Ante su respuesta, dijo, el sujeto la hizo entrar y abusó de ella.

De inmediato, la madre se dirigió a la Comisaría de Cayhuayna y dio a conocer el ultraje a su hija. Policías de la Sección Delitos llegaron a la casa del denunciado y lo detuvieron, sin que pusiera resistencia.

Al cierre del presente reporte, la víctima se encontraba en el Instituto de Medicina Legal a donde fue llevada para la evaluación médica y psicológica.