Un efectivo policial que habría estado ofreciendo en venta prendas de vestir presuntamente robadas fue detenido por agentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri). Asimismo fue detenido el dueño de la casa donde vive.

La detención del suboficial de apellido Quispe, según se conoció, se produjo luego de que la dueña de una boutique lo acusara de estar ofreciendo en las redes sociales prendas de vestir robadas de su establecimiento comercial.

Ante ello, personal policial montó un operativo del que participó una representante del Ministerio Público. Inicialmente detuvieron al policía quien habría manifestado que las prendas los compró al dueño de la casa donde vive, quien le habría dicho que compró la mercadería en la ciudad de Lima.

Ante la versión del policía, las autoridades procedieron a detener a Romai Espinoza Delgadillo, quien tiene un puesto de servicio técnico de celulares en el mercado San Luis, conocido también como La Cachina. Él habría corroborado la versión del policía.

La fiscal que los investiga por el delito de receptación decidirá hoy si los lleva o no al Poder Judicial.