El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria en Delitos de Corrupción de Funcionarios dispuso la detención preliminar por diez días del expresidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, por la presunta comisión del delito de lavado de activos en agravio del Estado.

Dicha orden también alcanza a su secretaria Gloria Jesús Kisic y José Luis Bernaola, quien se desempeñaba como chofer del exmandatario.

Policías y fiscal llegaron la mañana de ayer a la casa del expresidente en San Isidro para detenerlo y realizar el allanamiento de su inmueble.

Asimismo, según informaron diversos medios de comunicación, se dispuso el allanamiento de otros tres inmuebles en Miraflores, Chorrillos y San Isidro, donde residen los investigados y funcionan oficinas relacionadas con el expresidente y sus asistentes.

Kuczynski se encuentra además con impedimento de salia del país por 18 meses, como parte de las investigaciones que se siguen en su contra por las consultorías que dos de sus empresas brindaron a la transnacional Odebrecht cuando era ministro de Estado en el gobierno de Alejandro Toledo.

La resolución del juez José Luis Chávez Tamariz señala que el allanamiento de los inmuebles servirá para la incautación de material destinado a la investigación.

En tal sentido, agrega que el plazo del allanamiento es por 48 horas y con una duración máxima de diez días.

La investigación en contra del expresidente Kuczynski se basa en las supuestas irregularidades en los proyectos del Corredor Vial Interoceánico Perú Brasil, tramos 2 y 3, así como el de Irrigación Olmos, adjudicados a la constructora brasileña que admitió haber pagado coimas en el Perú para adjudicarse obras públicas.

La consultora Westfield Capital, de propiedad de Pedro Pablo Kuczynski, recibió pagos de Odebrecht por consultorías de asesoría financiera que habría realizado para esos proyectos.

Nelson Miranda, abogado del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, sostuvo que la detención preliminar contra su patrocinado es arbitraria, y anunció que apelará la orden dictada por el Poder Judicial.

Sostuvo que Kuczynski colaboró con las investigaciones del fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez, por las consultorías de la empresa Wesfield Capital a Odebrecht.

Miranda alegó que el fiscal José Domingo Pérez ha solicitado la ampliación de la investigación y la detención preliminar sin mayores elementos a los que había en la investigación.

Aseguró que la defensa del expresidente ha solicitado un peritaje contable para determinar si los actos de asesoría realizado por la consultora fueron reales o ficticios.

“Esos actos no se han realizado, por eso consideramos que la detención es arbitraria”, refirió.

Indicó, además, que durante las investigaciones los exfuncionarios de Odebrecht han señalado que los pagos a Wesfield Capital fueron lícitos y el banco que participó en la asesoría financiera sostuvo que Kuczynski no estaba inmerso en esta operación.

En tanto que para el exfiscal Avelino Guillén, la detención preliminar de Kuczynski obedecería a nueva evidencia obtenida por la Fiscalía desde Brasil y por lo tanto no es una medida arbitraria ni responde a una persecución política.

Según explicó, la detención preliminar es una disposición regulada en el Código Procesal Penal, y ha sido tomada, en este caso, en el marco de una investigación por lavado de activos.

Aseguró que la Fiscalía desarrolla sus investigaciones de forma independiente y toma decisiones conforme obtiene elementos de convicción.

“No es una medida de persecución política, la Fiscalía es un organismo autónomo que no tiene ninguna vinculación con el Poder Ejecutivo ni con el gobierno de turno. En consecuencia, hay que dejar muy claro que esta es una medida tomada en un caso de investigación por lavado de activos”, manifestó en Canal N.

Guillén afirmó que la detención de Kuczynski se habría basado en nueva evidencia probatoria obtenida por la Fiscalía desde Brasil, proveniente de la empresa Odebrecht.

A su juicio, la Fiscalía debe haber sustentado adecuadamente ante el Poder Judicial la necesidad de detener al exgobernante.

El siguiente paso, indicó, es que la Fiscalía decida si formaliza o no investigación preparatoria, así como la medida que solicitará, la cual podría ser prisión preventiva o comparecencia. (Con información de Andina)

“Hoy (ayer) recibí la disposición del Poder Judicial de detenerme preliminarmente por diez días. Es una arbitrariedad. He colaborado absolutamente con todas las investigaciones y asistido puntualmente a todas las citaciones de las autoridades judiciales. Nunca rehuí de la justicia. Me allane absolutamente a todas las investigaciones. Nunca me opuse ni opongo a ninguna investigación. Es un momento muy duro para mi pero lo afrontaré con la entereza de quien solo tuvo el anhelo de tener un mejor país”.
Pedro Pablo Kuczynski