La Sala de Apelaciones de Huánuco resolverá en los próximos días la apelación presentada por el suspendido director del Instituto Superior Tecnológico Aparicio Pomares (Istap), Félix Armando Jorge Castro, en contra de la resolución del Juzgado de Investigación Preparatoria que le denegó dicho pedido.

Jorge Castro se encuentra en la clandestinidad desde junio del 2018 que la Sala Penal de Apelaciones ordenó su prisión preventiva para ser investigado por el supuesto delito de corrupción de funcionarios al ser acusado de pedir dinero a postulantes a dicho instituto a cambio de lograr su ingreso.

El caso contra dicho funcionario se inició en marzo del año pasado cuando en un operativo anticorrupción policías y fiscal intervinieron a  la profesora del Cepre Istap, Lizeth Remigio, en momentos que recibía el dinero que solicitó a una postulante para hacerla ingresar al instituto. A esta denuncia en contra Lizeth se sumaron otros postulantes.

Si bien el operativo fue dirigido contra la referida docente, los policías y fiscal hallaron en su cartera documentos personales de Jorge Castro, entonces director del Istap, por lo que fue vinculado a este hecho.

Para las autoridades ambos tendrían una relación sentimental, aunque ésta no ha sido acreditada hasta ahora.

La mañana del miércoles el abogado de Félix Jorge, Suñer Castro, sustentó su pedido para que se admita su pedido y cese la orden de prisión preventiva en contra de su patrocinado y se dicte comparecencia. Alegó que el juez no tomó en cuenta los nuevos elementos de la investigación que desvincularían a su patrocinado con los hechos que se investigan.

Por su parte, el fiscal superior anticorrupción, Jeremías Rojas, sustentó que no había nuevos elementos de investigación que desvinculen al investigado con los hechos y en cambio pidió confirmar la resolución del juez que denegó la cesación de la prisión preventiva, pues insistió que la referida docente del Cepre no pudo actuar sola para lograr el ingreso de los postulantes.