TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Vio algo moverse entre sus plantaciones de yuca y casi instintivamente disparó su escopeta creyendo que era un animal del monte, sin embargo era su vecino de 15 años. Pablo Eugenio Cántaro descubrió su trágico error cuando vio tirado y sangrando a su vecino Jam Pier Usuriano Ávila.

Junto al padre del menor y vecinos lo trasladaron al Hospital de Contingencia, pero lamentablemente llegó cadáver.

El trágico hecho ocurrió cerca de las 9 de la noche del lunes en el caserío Juan Santos Atahualpa del distrito de Mariano Dámaso Beraún.

Efectivos del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) y un fiscal llegó al Hospital de Contingencia para levantar el cadáver del infortunado adolescente y detener a Pablo Eugenio.

Este martes, efectivos del Depincri se trasladaron hasta Juan Santos Atahualpa para recoger la escopeta usada por el detenido y realizar la inspección técnico policial como parte de las primeras diligencias de la investigación iniciada contra Eugenio Cántaro.