Las posiciones divergentes del Segundo Juzgado Penal de Investigación Preparatoria y del Juzgado Unipersonal de Rupa Rupa tienen entrampado un caso de violación de la libertad sexual, mientras que la Sala Penal de Apelaciones de Leoncio Prado ha optado por mantener el entrampamiento con una resolución en la que parece desentenderse de una decisión anterior.

Se trata del caso contra Jenser Noé Catalán Palacin, a quien la fiscal Elia Garay acusa del delito de violación de la libertad sexual en la modalidad de actos contra el pudor y ha pedido que se le imponga una pena de 6 años de cárcel.

Sin embargo, dos jueces y la Sala Penal de Apelaciones de Leoncio Prado consideran que debe ser investigado por el delito contra la libertad sexual de menor de edad en grado de tentativa, mientras que un juez de investigación preparatoria decidió “someter a juzgamiento” a Jenser como autor del delito contra la libertad sexual en la modalidad de actos contra el pudor.

La jueza del Juzgado Penal Unipersonal de Rupa Rupa, Diana Chagua León, se negó a instalar el juicio oral contra Noé Catalán por actos contra el pudor, advirtiendo que el Juzgado de Investigación Preparatoria y la Sala Penal de Apelaciones han opinado que el delito es de tentativa de violación sexual de menor de edad, con lo que coincide y por lo tanto no tiene competencia para conocer dicho caso, sino el Juzgado Colegiado.

Entonces devolvió el expediente al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria a  cargo del juez Adler Justiniano quien pidió a la fiscal Elia Garay un pronunciamiento sobre la posición de la jueza.

La fiscal se ratificó en su acusación por actos contra el pudor y argumentó “que la calificación jurídica es variable durante el proceso, pudiéndose realizar inclusive en la última etapa del proceso penal…”

Entonces el juez Adler Justiniano devolvió el expediente a la jueza Diana Chagua quien decidió elevar en consulta a la Sala Penal de Apelaciones de Leoncio Prado.

Dicha Sala decidió no pronunciarse sobre la consulta de la jueza aduciendo que el caso fue saneado en audiencia de control de acusación tipificándose como delito contra la libertad sexual en la modalidad de actos contra el pudor en agravio de menor de edad.

La Sala considera que la jueza debió instalar la audiencia de juicio oral.

Sin embargo pareciera que los magistrados no reparan que con esta decisión desconocen su resolución anterior en la que sostienen que Jenser Catalán debe ser investigado por tentativa de violación sexual de menor de edad.

EL CASO JENSER

EL 5 de junio del 2018, Jenser Noe fue atrapado por el rondero Juan Rodríguez Aróstegui y pobladores de Supte San Jorge (Leoncio Prado) cuando intentaba huir en su trimóvil luego de salir de entre los matorrales donde fue encontrada una niña de 9 años de edad.

La niña relató a las autoridades que cuando se dirigía a su colegio a las 7 de la mañana en el centro poblado de Supte San Jorge fue interceptada por Jenser quien le ofreció 10 soles si subía a su trimóvil.

Una vez que la niña subió al vehículo el joven de 19 años de edad le dijo que iba a abastecerse de gasolina y la llevó por una zona desolada, desoyendo los pedidos de la niña de que pare.

Cuando detuvo el vehículo, la niña partió a la carrera llorando pero Jansen la alcanzó, la cargó y la llevó hacia un lugar cerca del río Supte. Ahí, la niña dice que el sujeto le bajó su pantalón y ropa interior; él hizo lo propio y se echó encima de ella niña intentando dos veces penetrarla, luego le “lamió” sus genitales.

Cuando eso ocurría en los matorrales cerca del río, por la carretera pasaba con su motocicleta Juan Rodríguez. Dice que le llamó la atención ver un trimóvil estacionado y a pocos metros un zapato escolar de niña. Entonces decidió ingresar por el camino que lleva al río y conforme avanzaba escuchó pasos y el rompimiento de ramas, además de quejidos y el llanto de una niña. En esos momentos apareció corriendo Jenser con la intención de darse a la fuga. “Para no gritar me ahorcó, me ha dicho cállate o te mato, ha querido violarme”, relató la niña al ser entrevistada en Cámara Gesell.

TERMINACIÓN ANTICIPADA FALLIDA

Con el relato de la niña, de Juan Rodríguez y otras diligencias la fiscal Elia Garay decidió en setiembre del 2018 formalizar y continuar investigación contra Jensen Noé Catalán Palacín por el delito de violación de la libertad sexual en la modalidad de actos contra el pudor en agravio de menor de edad.

El 9 de enero de este año la fiscal solicita al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria programe audiencia de terminación anticipada en el caso seguido contra Jenser Catalán conforme al acuerdo provisional de terminación anticipada.

De acuerdo con esa terminación anticipada, Jenser aceptó haber cometido el delito de actos contra el pudor en agravio de una menor de edad, ser condenado a 5 años de pena efectiva de al libertad (con el descuento de un sexto de la pena de 6 años por acogerse a la terminación anticipada) y al pago de 2 500 soles por reparación civil a favor de la víctima.

El 13 de febrero el juez Jesús Limaylla del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Rupa Rupa dirigió la audiencia de terminación anticipada tramitada ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria y decidió desaprobarlo al considerar —tal como lo planteó la defensa de la victima— que el delito es violación de la libertad sexual en grado de tentativa de una menor.

El 18 de febrero, la abogada de Jensen formaliza su apelación contra la decisión de Limaylla de desaprobar el acuerdo de terminación anticipada del proceso entre su patrocinado y la fiscal.

NO ESPERARON A LA SALA PENAL

Estando pendiente de resolverse la apelación, el 1 de marzo, la fiscal Elia Garay presenta al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria su conclusión de la investigación preparatoria contra Jensen como autor del delito de violación de la libertad sexual en la modalidad de actos contrarios al pudor.

El 5 de marzo el juez Adler Justiniano fija para el 16 de abril la audiencia de control de acusación. Y efectivamente ese día se realiza el control de acusación, no obstante que aún la Sala Penal de Apelaciones no se pronunciaba sobre la apelación de la abogada de Jensen para que se apruebe la terminación anticipada del proceso.

En la audiencia de control de acusación el abogado de la víctima observa la calificación de la acusación por tocamientos indebidos indicando que puede calificarse por tentativa de violación sexual. El juez Adler desestimó la observación del abogado aduciendo que “no ha presentado su escrito de observación en la forma que establece la ley…” y declara “saneadola acusación fiscal contra Jenser Noe Catalán Palacín como autor del delito contra la libertad sexual en la modalidad de actos contra el pudor, en agravio de la menor…”, y dispone que el auto sea remitido al Juzgado Unipersonal porque” la pena a imponerse es de seis años”.

ES TENTATIVA

Sin embargo, el 29 de mayo los jueces Carrillo Rodríguez, Malpartida Ramos y Sandoval Huertas emiten su resolución confirmando la decisión del juez Limaylla de desaprobar el acuerdo de terminación anticipada de la fiscal con Jenser.

“Analizando los hechos materia de investigación, resolución recurrida así como lo manifestado en esta instancia por el representante del Ministerio Público [el fiscal superior Jhon Martel quien pidió que se confirme la decisión del juez Limaylla al coincidir con su posición] titular de al acción penal, este Colegiado comparte la idea del A quo en el sentido de que los hechos materia de investigación se encuadran en el tipo penal de violación sexual de menor en grado de tentativa…”, dicen los jueces superiores.

El 9 de julio la jueza Diana Chagua devolvió al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria indicando que al igual que el juez Limaylla y la Sala Penal de Apelaciones considera que el delito imputado a Jenser debe ser de violación de la libertad sexual de menor de edad en grado de tentativa.

Adler pidió a la fiscal Garay su pronunciamiento sobre esta decisión y ella ratificó su acusación. Adler devolvió el expediente a Chagua y ella elevó el caso en consulta a la Sala Penal que esta vez prefirió no resolver la consulta.

Mientras, el plazo de prisión preventiva corre y  Jenser podría salir en libertad por exceso de carcelería lo que podría generar impunidad.