Alumnos y docentes están enfrentados con comisión organizadora de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles (Undar) están enfrentados. El músico uruguayo Daniel Morgade Fernández asumió el 3 enero último la presidencia de dicha Comisión, ante la salida de Santos Blanco en medio de protestas de los estudiantes acusando supuestas irregularidades en el proceso de adecuación de instituto a universidad.

La semana que pasó los alumnos protestaron exigiendo información sobre dicho proceso, definir los horarios –que fueron cambiados en cinco oportunidades hasta el momento– y aclarar las licencias que tienen los miembros de la comisión, puesto que sus cargos son a tiempo completo y dedicación exclusiva, pero —afirman— hay inasistencias constantes de Morgade y del vicepresidente de investigación, Ricardo Hideki Villanueva Imafuku.

En respuesta, Morgade dijo que los alumnos estarían siendo manipulados por algunos docentes que tienen temor de que se les inicie proceso administrativo por irregularidades.

Destacó que han retirado a tres trabajadores encargados de Recursos Humanos, Planeamiento y Presupuesto y Caja de la Undar porque se detectaron presuntos actos de corrupción y una trabajadora del área de administración fue suspendida, reincorporándose el jueves a su puesto laboral.

Explicó que en Recursos Humanos detectaron exceso de licencias y permisos que favorecerían a algunos docentes. En Planeamiento, que se revirtió más de 430 000 soles a pesar de las carencia de docentes, infraestructura y equipamiento en la institución.

Y en Caja detectaron que todos los pagos se realizaban directamente, en algunos casos no se entregaba comprobantes de pago. “Aquí había cinco Tupas, en algunos los precios están más y en otro menos. ¿Con cuál cobraban?”, cuestionó Morgade al señalar que tampoco existía un registro contable de los ingresos y egresos.

Destacó que ahora todos los pagos se realizan de forma bancaria. “Todo estará registrado”, aseguró.

Los alumnos también cuestionan que se haya anulado el proceso de contratación docente e invitado a profesionales que no laboraban hasta ahora en la Undar y no se haya considerado a profesores que llevan enseñando varios años.

Ante esto, Morgade reconoció junto con el vicedirector académico, Jonathan Fernando García Arias, que el concurso CAS tenía vacíos e incongruencias por lo que tuvieron que anularlo.

“Un nuevo proceso demoraría un mes y medio, atrasando las clases; por eso decidimos invitar a los docentes”, explicó.

Precisó que son 10 los docentes contratados, tres de ellos por tener título de especialidad, lo que –dijo– pedían los estudiantes. Y están contratando a un docente especialista en investigación.

También reconoció que hay incomodidad en los docentes nombrados por los cambios de horarios.

En ese sentido, los nueve docentes nombrados del Daniel Alomía Robles se agruparon conformado una comisión que los represente, pues acusan irregularidades en el proceso de adecuación de instituto a universidad y hermetismo de la comisión organizadora.

“Se asigna un curso a un profesor, más tarde se le cambia sin la opinión del docente”, cuestionó Arturo Caldas, docente nombrado de la universidad y reconocido músico huanuqueño.

Expresó que “lamentablemente con el presiente solo hemos tenido una reunión, no hemos captado su plan de trabajo. Tenemos poca comunicación y nada de participación, no tenemos ningún acceso (a la Comisión)”, anotó.

Explicó que el proceso de adecuación no se está llevando correctamente porque no hay avances, a diferencia de otras instituciones.