Dos jóvenes heridos con arma blanca en una fiesta social llegaron al Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán en busca de atención médica el fin de semana.

Con el rostro cortado del lado izquierdo resultó Ángel Alvarado Vargas (35), natural de Lima, quien habría tenido una pelea con otros sujetos que lo atacaron con arma blanca. Sus familiares al verlo malherido lo llevaron al nosocomio. Eran aproximadamente las 6:00 de la mañana.

Mientras que Pajuelo Cortez (19), fue herido con un cuchillo en  el dedo de la mano derecha en una gresca la madrugada del domingo. Ambos fueron dados de alta.