Luis Flores Espíritu (29) y Ángel Espíritu Ochoa (27) fueron detenidos tras la agresión que sufriera un efectivo policial que en momentos que se dirigía a su domicilio encontró a un grupo de personas libando en la vía pública y se acercó a ellos para instarlos a cumplir la cuarentena.

Policía agredido

El reprochable ataque al suboficial Edwin Trujillo Chávez (30) se perpetró la tarde del jueves, en la cuadra 2 de la calle Ricardo Palma, Cayhuayna. Al finalizar su servicio, el policía se dirigía a su domicilio cuando vio que en el interior de dos vehículos había personas libando licor y hablando lisuras a voz alta.

Se acercó a ellos para instarles a cumplir la cuarentena, pero estos reaccionaron violentamente y lo golpearon hasta tumbarlo en el suelo. Un agente del INPE que vive en la zona al ver lo que sucedía, acudió en apoyo del policía, pero también fue atacado con puñetes y patadas.

Alertados de la agresión, policías de la Comisaría de Cayhuayna llegaron al lugar y detuvieron a Luis Flores y Ángel Espíritu en medio de disparos, pues familiares de uno de ellos trató de evitar la intervención arrojando piedras a los agentes. Los detenidos serán investigados no solo por la agresión al suboficial Trujillo, sino también al agente penitenciario Pablo Tineo Fernández.

La investigación está a cargo de policías del Departamento de Investigación Criminal y Fiscalía de turno.

Anuncio