Eduardo Espinoza celebró sus 40 años de vida artística con la VIII Muestra Internacional de Arte Contemporáneo que exhibió, además de algunos de sus cuadros, los trabajos de los destacados Reycor Rojas, Eduardo Cochachín, Pablito Huamaní y el consagrado escultor Felipe Escalante.

Pero la celebración de sus cuatro décadas no estuvo exenta de su permanente queja de falta de apoyo de las autoridades a la cultura y a su añejo y ansiado proyecto de crear en esta ciudad la Escuela de Bellas Artes, sustentado en el talento existente en estos lares y del que ha sido testigo como docente en la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado y más reciente en una institución educativa particular.

“Cuarenta años son toda una historia”, dice y de pronto se olvida de su carrera y vuelve a su eterno reclamo. “Huánuco es una ciudad muy trascendente  en la historia del Perú, pero con deficiencias en el apoyo a la cultura. Falta una Escuela de Bellas Ares, un teatro municipal”, reitera.

Eduardo Espinoza, conocido por sus amigos como “El Zorro” justifica su empeño de hacer realidad la Escuela de Bellas Artes de Huánuco. “La vida es instantánea, pero se vuelve trascendente cuando dejas huella. Lejos de ser un artista común y corriente deseo dejar algo y nos hace falta esa Escuela de Bellas Artes.

Espinoza se ha formado en la Escuela de Bellas Artes de Lima.

“El Zorro” frente a uno de sus lienzos.