El próximo miércoles 28 de marzo a las 5 de la tarde, la Sala Penal de Apelaciones Supraprovincial de Corrupción de Funcionarios de la Corte Superior de Justicia de Huánuco leerá su sentencia sobre la apelación interpuesta contra la sentencia que condena a un año de pena privativa de la libertad suspendida e inhabilita para ejercer cargo público en ese mismo lapso de tiempo al exalcalde Jesús ‘Koko’ Giles Alipázaga y su exgerente de Promoción Empresarial y Comercialización, Josías Leandro.

El fallo también resolverá el pedido de la Fiscalía de que se declare nula la sentencia que absuelve al ex secretario general y encargado de la Gerencia de Asesoría Jurídica de la Municipalidad Provincial de Huánuco, Javier Dávila.

Giles, Leandro y Dávila fueron procesados por el delito de abuso de autoridad en agravio de la gerente de la empresa Cole Travel, Carola Córdova Facundo, al clausurar su agencia de viajes en un trámite que se hizo en apenas diez minutos de tiempo.

La jueza Carolina Mejía sentenció a ‘Koko’ Giles y Josías Leandro por clausurar la agencia de viajes Cole Travel en octubre del 2012 y absolvió a Javier Dávila.

Su fallo ha sido apelado por los abogados de Giles y Leandro, Ramiro Surichaqui y José Revier Aquino, respectivamente, quienes demandaron la nulidad de la sentencia y se absuelva a sus patrocinados, además que insistieron en que la acción penal prescribió.

Surichaqui insistió en que Giles no firmó la Resolución que ordena la clausura de la agencia de viajes Cole Travel y que la jueza no quiso admitir su pedido de que se realice un peritaje.

Revier afirmó que Leandro cumplió el procedimiento de clausura establecido en ordenanza municipal 015-2012 que —dijo— no contempla la notificación al administrado para su descargo y que actuó en ejercicio legítimo de sus funciones.

Carola Córdova, en declaraciones a la prensa, recordó que Giles admitió durante la investigación fiscal que sí firmó la resolución, pero al cambiar de abogado cambió de estrategia y empezó a negar su firma tres años y medio después de iniciado el caso.

Y contrariamente a lo que afirma Surichaqui, la empresaria señaló que Giles reconoció al inicio del juicio oral que sí firmó la resolución de clausura de Cole Travel.

Surichaqui afirma que no se oralizó ni se incorporó al juicio oral la declaración de Giles admitiendo su firma en la Resolución.

La fiscal superior adjunta Rocío Mayta, confirmó esa versión.

Y en el caso de Josías Leandro, la empresaria rebatió el argumento de que un proceso administrativo sancionador no contemple la notificación al administrado para su defensa.

Carola afirmó que el cierre inmediato de un establecimiento comercial —según la ordenanza 015-2012 citada por Revier— se da cuando hay un caso de flagrancia. En ese sentido emplazó a que le muestren el acta de flagrancia en su caso.

REPARACIÓN CIVIL

Carola Córdova apeló la sentencia en el extremo de la reparación civil que fija en 13 073 soles a su favor. Su abogada Jacqueline Chávez, aseguró que los daños causados a Cole Travel están estimados en 625 000 soles, según los peritajes realizados, y es el monto que reclaman como reparación civil.

Tras escuchar los alegatos de los abogados y de la fiscal Rocío Mayta, quien pidió que se confirme la pena para Giles y Leandro, los jueces Ernesto Diestro, Jaime Gerónimo y Alberto Berger fijaron para el 28 de marzo la audiencia para leer su sentencia.

“Espero que los jueces actúen a derecho, que tengan los pantalones bien puestos”, dijo Carola al pedir que confirmen la sentencia.

Surichaqui también dijo esperar que los magistrados “se pronuncien de acuerdo a ley”.

NULIDAD

En la audiencia de ayer, la fiscal superior Rocío Mayta sustentó su pedido de que se anule la absolución a Javier Dávila y en cambio se le sentencie por visar la resolución de clausura del local de Cole Travel.

Sostuvo que como gerente de Asesoría Jurídica debió observar el debido proceso antes de visar la resolución. Dávila afirmó que visó la resolución porque fue emitida por su superior jerárquico, el alcalde, y en cumplimiento de su función.