El colapso del sistema de desagüe en la cuadra 10 del jirón 28 de Julio, a unos metros de la Plaza de Armas, puso al descubierto la manera irresponsable con la que operó el Consorcio Huánuco en la pavimentación de calles del casco urbano de la ciudad en la gestión de Jesús “Koko” Giles Alipázaga. Personal de Seda Huánuco descubrió que el buzón del desagüe había sido pavimentado por el Consorcio. Grandes piedras y maderas del encofrado para la pavimentación obstruían el paso de las aguas servidas.

El tránsito vehicular tuvo que ser cerrado en esa cuadra para que el personal de Seda Huánuco pueda trabajar.

Las quejas de los vecinos por el atoro del desagüe y el regreso de las aguas servidas a sus domicilios y el rebalse en las calles movilizó a los obreros.

Para hoy se anunció que construirán la base y tapa del buzón, algo que debió hacer el Consorcio Huánuco, cuyo representante legal es Ameth Bejar.