Desde que fue repuesto por mandato judicial en su puesto de trabajo en la Muni­cpalidad Provincial de Huánu­co, el dirigente nacional de los obreros municpales, Yonel So­to, no cobra su remuneración y además enfrenta la amenaza de ser despedido por supuesta inasistencia injustificada a sus labores.

“No me pagan desde abril”, se queja Soto al tiempo de afir­mar que la sentencia que lo repone en el cargo está en eje­cución.

Soto fue despedido de la Municipalidad Provincial de Huánuco en junio del año pa­sado por el entonces alcalde lever Zevallos Fretel, pero el Poder Judicial admitió su ac­ción de amparo y ordenó su reposición.

Pero a cuatro meses de su reposición ha recibido una carta de preaviso de despido por supuestas faltas injustifi­cadas a su centro de trabajo.

“Están usando el mismo argumento que la adminis­tración pasada para iniciarle un proceso administrativo y despedirlo”, dice Franklin Reá­tegui, secretario general de la CGTP Huánuco.

Recuerda que Clever Zeva­llos despidió a Soto descono­ciendo su licencia sindical en represalia porque denunciaba los actos de corrupción en la Municipalidad.

Y ahora el alcalde Aníbal Solórzano, dice, no quiere con­cederle la licencia sindical.

“Cuando Yonel Soto fue despedido por la gestión pasada tenía la condición de dirigente con licencia sindical (…) la jueza ordenó que se le reponga en su puesto de trabajo con todos sus derechos (…) también con su li­cencia sindical”, afirma el tam­bién abogado de profesión.

Por esa razón consideró que sería un abuso de autoridad y un acto de desobedien­cia a la autoridad de parte del alcalde Aníbal Solórzano des­conocer la licencia sindical de Yonel Soto y con ese argu­mento despedirlo de su puesto de trabajo.

“Se le pretende hacer un proceso disciplinario para despedirlo por hacer uso de su licencia sindical, que fue el mismo motivo que uso Cle­ver Zevallos para despedirlo en represalia por haber de­nunciado toda la corrupción Municipal y Aníbal Solórzano deberíia agradecerle, porque si no fuera por dirigentes va­lientes como Yonel Soto que denunciaron la corrupción en la Municipalidad, él no estaría sentado allí”, declaró.

Reátegui afirmó que la ac­tual administración municipal tendría temor de Soto que ya denunció ante la Fiscalía al alcalde y regidores por estar cobrando el mismo sueldo y dieta que la gestión pasada y que fue observada por la Con­traloría.