LA ESPERA DE 35 AÑOS Y EL SUFRIMIENTO DE 8 ELIMINATORIAS

La generación de los 80’ no sabemos sentir la emoción, la adrenalina de estar en la máxima competencia del fútbol mundial que se desarrollada cada 4 años, pero si sabemos sufrir de la eliminación de los 8 mundiales. Algunos de nosotros, cada partido de eliminatorias y los mundiales nos agenciábamos buscando una tienda o el vecino que contaba con su televisor, para ese entonces tener era todo un lujo y aún más si fuese a colores. Estoy seguro que cada uno lleva un recuerdo del primer mundial que vio por primera vez, y la generación de los 80’ cómo no recordar el mundial de México 86, donde se consolidó el mejor jugador del mundo Diego Armando Maradona, que llevó a Argentina de la mano para campeón, en sus encuentros arrolló a todos sus contrincantes y como especial rival del caso “Islas Malvinas” fue Inglaterra al que Maradona hizo un gol con la mano llamado “mano de Dios”

EL INCREMENTO EN LA UTILIDAD EN LAS EMPRESAS DE CONSUMO

Sin duda, el fútbol es el deporte que mueve multitudes y también mueve la economía por los auspicios, derechos de transmisión, etc. La eventual clasificación de nuestro bicolor al Mundial Rusia 2018, influenciaría positivamente en el desempeño de la Bolsa de Valores de Lima por los mayores ingresos que tendrían las empresas. El incremento en las ventas por la fiebre del mundial, generaría el aumento en el PBI en 0.5%, indican los especialistas.

Según la estadística de OLX Perú, la venta de los productos hasta le fecha se reporta un incremento de 20% en la venta de televisores comparado con los meses anteriores.

De la misma manera la euforia que se desató por los últimos resultados positivos de nuestra selección, hace que se incrementa la venta de las prendas de la selección peruana como las camisetas, buzos, gorras y hasta Play Station. En el emporio comercial Gamarra se produjeron más de 1 millón de camisetas y en el mes de octubre es muy probable que llegue a vender 5 millones de piezas. El incremento de la venta enlaza a otras actividades económicas e impulsa el movimiento comercial del país.

Si el Perú clasifica al mundial, se tendría unos 9 meses de “luna de miel económico”, las expectativas serían al máximo, lo que ayudaría a mayor consumo y esto repercutiría en las utilidades de las empresas de consumo.

Según el especialista Juan Carlos Odar, la clasificación al Mundial traería como ingreso adicional un promedio de uno 300 a 350 millones de dólares.

Después de que pase la fiebre mundialista Rusia 2018, la economía retomaría a su estado normal, entonces todo vuelve como antes, con la esperanza de tener otra fiebre para estar presente en el mundial Qatar 2022.