Julia Palomino Gonzales       

Desafortunadamente, los jóvenes, en particular las mujeres, sufren el desempleo de manera desproporcionada. En el 2014, alrededor de 74 millones de personas entre 15 y 24 años buscaban trabajo. La tasa de desempleo de los jóvenes casi triplica la de los adultos (OIT, 2015) y este hecho resulta común a todas las regiones del mundo, pero es más notable en países con economías emergentes como la nuestra. Paradójicamente, las empresas no encuentran “talento” para ocupar los empleos que ofrecen, en especial en niveles con funciones de mando como coordinadores, gerentes, directivos, etc., por la necesidad de sus servicios terminan por contratar a inexpertos, que en muchos casos aprenden en el campo y muchos son destituidos por falta de talento.

Lo más grave es que hay vacantes que no se pueden ocupar, las razones son diversas destacando las siguientes: falta de habilidades, técnicas, escases de competencias y falta de experiencia. En la mayoría de las organizaciones actuales son muy valoradas las habilidades de trabajo en equipo y comunicación. La investigación tiene aplicación en cualquier puesto en que te desempeñes como profesional. Lamentablemente muchos profesionales que ocupan cargos de confianza (gerentes, directivos, etc.), utilizan el puesto para manipular a sus trabajadores, hacer mal uso del patrimonio de la organización y lo que es peor, se creen intocables, cometiendo abuso de autoridad. En Huánuco se han dado casos, específicamente en el sector educación, de mujeres con talento profesional; sin embargo, no han tenido la oportunidad de ingresar, por razones de competencia profesional.

¿Qué conocimientos y competencias están solicitando las empresas e instituciones?

Empleados autónomos, capaces de trabajar bajo presión y de generar resultados positivos en circunstancias adversas, así como destrezas para analizar información y tomar decisiones son las cualidades que las compañías buscan en los candidatos. Las capacidades y habilidades generales más valoradas y reconocidas son: trabajo en equipo, liderazgo, herramientas de comunicación, mercadotecnia, eficiencia, innovación, cultura general, imagen personal, ingeniería, operaciones, análisis de datos y estadística o elementos cuantitativos.

Como se aprecia, aprender a investigar implica desarrollar conocimientos y competencias que tendrán que ver con el ejercicio de tu profesión y numerosas tareas de las distintas áreas de las empresas.

La investigación siempre ha sido trascendente para la sociedad. En primer término, la mayor parte de los descubrimientos, inventos y tecnologías son producto de la investigación como las computadoras, el teléfono celular, el marcapasos, la electricidad, vacunas, medicamentos, juguetes de todo tipo, prendas de vestir, entre otros. Como consecuencia de la experimentación y otras formas de indagación se dominaron el fuego, la rueda y el arco así como los procesos industriales. También surgieron las organizaciones y se averiguó la historia del universo y la humanidad.

El acto de investigar es natural en los seres humanos, la investigación es fundamental en los estudiantes, sobre todo en las universidades. ¿Para qué le sirve aprender a investigar? En estos tiempos de competencia y globalización, un egresado que no tenga conocimientos de investigación se encontrará en desventaja frente a otros colegas (de su propia institución y de todas las universidades de todo el mundo) ya que cada una de las instituciones educativas se esfuerzan por diferenciar a sus alumnos del resto y ponen mayor énfasis en la investigación con el fin de formar mejor a sus estudiantes y prepararlos para ser más competitivos. Todo profesional, para serlo en toda la extensión de la palabra, requiere investigar, quizás haya mercadólogos, ingenieros y administradores que trabajen sin investigación, pero seguramente su trabajo es muy deficiente. Incluso para constituirse como emprendedores o aun para iniciar un pequeño negocio se requiere investigación. La investigación también se utiliza en la vida diaria. En otras situaciones se lleva a cabo investigaciones de corto y mediano alcance para ciertas decisiones y desarrollos.

“La investigación es fundamental en los estudiantes, sobre todo en las universidades”