Si bien los Juzgados Anticorrupción empezaron a funcionar en Huánuco en el mes de febrero, ayer el Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción ha tenido su primera audiencia de prisión preventiva y se ha estrenado con un caso que involucra a dos jóvenes agentes de la Policía Nacional.

La decisión del juez anticorrupción ha sido la de admitir el pedido de la Fiscalía Anticorrupción de internar en el penal a los dos efectivos policiales mientras continúa el proceso contra ellos por supuestamente solicitar una coima de cien soles al chofer de una combi para no llevarlo a la Comisaría e imponerle la papeleta por conducir sin el cinturón de seguridad. El hecho corrupto ha quedado registrado en un vídeo grabado con un celular.

Si bien la Fiscalía Anticorrupción se inauguró con una gran expectativa, que con el paso de los tiempos se ha ido diluyendo para convertirse en una gran frustración (muy pocos casos que exhibir), se espera que los Juzgados Anticorrupción ayuden a acelerar los procesos y la población empiece a sentir que el brazo de la justicia también llega a los que se llenaron los bolsillos con dinero del pueblo, a los que convirtieron las instituciones del Estado en su botín.

El caso de los dos policías tiene otro motivo para ser emblemático. El primero porque son agentes del orden y el segundo, porque es el primero de los juzgados anticorrupción. El tiempo dará respuestas.