El ministro de la Producción, Pedro Olaechea, estuvo dos días en Tingo María y Huánuco, y antes de regresar a Lima ofreció que pronto Huánuco contará con un parque industrial en el caserío La Esperanza en el nuevo distrito de Pueblo Nuevo, provincia de Leoncio Prado. Pero también ofreció gestionar el financiamiento para modernizar dos mercados de la ciudad de Huánuco: Central y Modelo y el de Tingo María cuya construcción lleva paralizada desde hace varios años.

Pero además se conoció que Olaechea fue designado por el presidente de la República, como el representante del departamento de Huánuco ante el Consejo de Ministros.

Se entiende entonces que Huánuco tiene en el ministro de La Producción un aliado en las gestiones ante el Ejecutivo . Una voz y voto en las sesiones del Consejo de Ministros.

No es la primera vez que se asigna un ministro para representar en Huánuco, pero sí puede ser la primera vez que esta figura sea operativa y se sientan su utilidad.

El proyecto del parque industrial está caminando desde hace algún tiempo y, sin duda, resulto positivo que el ministro lo visibilice. Pero el desafío inmediato del ministro Olaechea será materializar su ofrecimiento de gestionar financiamiento para mejorar los mercados de Huánuco. Lo inmediato debe ser el destrabe para reiniciar la construcción del mercado de Tingo María. ¿Se verá la mano del ministro?