La reciente visita de la Defensoría del Pueblo a la provincia de Huacaybamba ha sacado a la luz pública la sorprendente cantidad de embarazos adolescentes registrados en los 9 meses transcurridos del año.

Según dicho organismo, de las 17 adolescentes embarazadas, cuatro esperan hijo de sus profesores. Es decir, el problema es más grave aún.

Huánuco es el octavo departamento con más embarazos en el país, según la Encuesta De­mográfica y de Salud Familiar (Endes) del 2015 que identificó en ese entonces a las provincias de Huánuco y Leoncio Prado .

“De cada cien adolescen­tes, 19 están embarazadas o ya son madres”, dijo Eysler Nieto, coordinador de la ONG Paz y Esperanza, quien afirmó que cada día en el Perú 15 ni­ñas —de entre once y quince años de edad— se convierten en madres.

Las cifras fueron reveladas recientemente con ocasión en la semana que se celebró el Día Mundial de Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes (26 de setiembre).

El caso de la provincia de Huacaybamba exige una intervención interinstitucional para evitar que más adolescentes se embaracen, con las graves secuelas económicas y sociales que tiene para ellos y ellas y para la sociedad misma. No se puede dejar pasar estos casos ni mirarlos como simples estadísticas frías.