La flamante presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Huánuco, Ana María Chávez Matos, precisó que la declaratoria de emergencia del Ministerio Público es administrativa, en tanto que los fiscales mantienen su autonomía e independencia reconocidas en la Constitución Política del Estado.

“Debemos entender que esta emergencia es a nivel administrativo”, precisó al ser consultada sobre el anuncio realizado en la víspera por la nueva fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

Comentó que en los próximos días deben llegar las disposiciones señalando “los parámetros de la declaratoria de emergencia en el sistema administrativo”.

Chávez Matos sostuvo que la crisis que vivió el Ministerio Público a raíz de los cuestionamientos y denuncias al ahora renunciante fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, por su puesto vínculo con la banda “Los Cuellos Blancos del Puerto”, no afectó la labor de los fiscales de Huánuco.

“Consideramos que no hemos perdido la confianza de la población huanuqueña porque han seguido denunciando y hemos realizado investigaciones de oficio. Tenemos el compromiso de seguir empoderando y dando resultados de forma inmediata a determinadas situaciones”, apuntó.

Luego pidió a la ciudadanía seguir confiando en los fiscales anticorrupción y si bien reconoció deficiencias en el trabajo que realizan por la falta de peritos, fiscales y personal administrativo, anunció que su gestión incidirá para que se incrementen los asistentes en función fiscal y  asistentes administrativos, además de fiscales especializados.

“Vamos a tratar de incidir en la logística, hay que dar condiciones a la administración de justicia para exigir resultados”, apuntó la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Huánuco.

Entre tanto, informó que elaboran un diagnóstico del Ministerio Público en Huánuco “para establecer las estrategias, metas y objetivos al presente y futuro”, institucional continuando lo hecho por sus antecesores y e implementando los cambios que se hacen necesarios, “a efectos de que el Ministerio Público sea una institución que de un adecuado servicio de calidad a los usuarios”.

Adelantó  que ha pedido el sinceramiento de la cantidad de personal administrativo (asistentes en función fiscal y administrativos) y evaluar los desplazamientos de los fiscales de provincias a la sede central para emprender una racionalización del personal hacia lugares y áreas donde se requiere.

En otro momento anunció que en los próximos días los presidentes de todas las Juntas de Fiscales Superiores del país emitirán un pronunciamiento respaldando la gestión de Zoraida Ávalos “con el compromiso de trabajo para empoderar la institución”.

«Considero que los fiscales Domingo Pérez y Rafael Vela [que tienen el caso Lava Jato] están haciendo una labor loable, profesional y sobre todo están dando la imagen ante la colectividad de que la corrucpión tiene que ser erradicada de nuestro sistema».

Ana María Chávez