El titular de una de las empresas que integra el Consorcio CS Castillo se encontraba sancionado por el OSCE al momento que se adjudicó la buena pro de la licitación convocada por el Gobierno Regional y cuando firmó contrato para ejecutar al obra Mejoramiento de los servicios de salud del Centro de Salud Castillo Grande en el distrito del mismo nombre, provincia de Leoncio Prado.

Así lo ha denunciado el vicegobernador regional, Erasmo Alvarado, ante la Procuradoría Anticorrupción, además de pedir que se declare la nulidad del contrato suscrito por 21 millones de soles.

Precisa que una de las empresas que conforman el Consorcio CS Castillo es la Constructora Peña Villanueva E. I. R. Ltda. cuyo titular es Julio Peña Cervantes, quien a su vez es representante de la empresa Peña Cervantes Ingenieros S. R. L. que fue sancionada por el OSCE en setiembre del año pasado con 36 meses de inhabilitación temporal para participar en procedimientos de selección y contratos con el Estado.

Para Erasmo Fernández esta sanción impedía a la empresa Constructora Peña Villanueva participar en la licitación para la construcción del Centro de Salud de Castillo Grande.

Aún más, advierte que la gerente general de dicha empresa, Elena Villanueva Cárdenas, habría falseado en la declaración jurada que presentó al Gobierno Regional indicando que no tenía impedimento para postular a la referida licitación, no obstante la sanción impuesta al titular de la empresa Peña Cervantes siendo representante legal de la empresa Peña Cervantes Ingenieros.

Ante estos hechos, el vicegobernador regional está pidiendo que se declare la nulidad del contrato suscrito por el Gobierno Regional y el Consorcio CS Castillo.

LAPTOPS

En otro momento, Erasmo Fernández acusó supuestas irregularidades en la adquisición de laptops para los docentes del departamento por 21 millones de soles.

“Estoy recopilando información con respecto a la compra de las laptops para los docentes (…) ojalá no haya habido un direccionamiento, porque la ley dice bien claro que para comprar un bien debemos evitar que las características del bien coincidan con la misma marca y en este caso solo hubo una marca”, manifestó al señalar que debió declararse desierto el proceso.