En cinco de los ocho distritos de la provincia de Yarowilca se registraron hechos de violencia el día de las elecciones, según refirió el subprefecto de esa provincia, Javier Rojas Aguirre, quien está solicitando a la ODPE y JEE definir a los nuevos alcaldes y regidores.

En el distrito de Aparicio Pomares —informó— el 7 de octubre no se entregó a ningún personero las actas de votación y posteriormente las 18 actas con los votos de los ciudadanos fueron encontrados por una ciudadana a la espalda del colegio.

“Me informaron el martes, fui a verificar y eran las actas originales, ya informamos a la ODPE (…) está en investigación”, relató.

En el distrito de Obas también se presentaron disturbios. El personal de la ODPE fue amenazado días antes y las actas intentaron ser tomadas por la población sin éxito. Pero fueron trasladadas a la ODPE de Yarowilca recién a las 5 de  la mañana del día siguiente porque los trabajadores estaban secuestrados con el material electoral, según dijo la autoridad política.

Semanas antes la población de Obas anunciaba que no iba a permitir el desarrollo de las elecciones porque había detectado golondrinos en el padrón electoral. “Dos veces antes de las elecciones se intentó quemar el local de la ODPE”, reveló el subprefecto.

En tanto, en el distrito de Cáhuac, donde también se decía hay golondrinos, pobladores intentaron tomar el colegio donde se desarrollaba las alecciones. Aquí los disturbios no pasaron a mayores y las actas fueron protegidas, dice Javier Rojas.

En Choras un grupo de simpatizantes del ARI trató de tomar las actas sin éxito, agrega. Sin embargo, el candidato de Alianza Para el Progreso Babi Soto Ponciano afirma que no se han considerado dos actas en conteo de votos por supuesto error material y sin ellas pierde ante el candidato del ARI.

“¿Cómo es posible que en el colegio de Choras salga ganador la A [Alianza Para el Progreso] y en Yarowilca la pelota [ARI]? Que gane el que tenga que ganar, pero legalmente”, solicitó.

En tanto, en el distrito de Pampamarca se quemaron todas las catas y se volvería a convocar a elecciones para elegir a las autoridades municipales.