Para reducir el caos vehicular que se genera en los puentes Joaquín Garay y Señor de Burgos por la construcción del nuevo puente Esteban Pavletich, se impedirá el ingreso de camiones de carga a la ciudad de Huánuco durante las horas puntas del día y la noche, además que se mejorará la señalización en la zona de la obra.

Así lo acordaron durante la reunión realizada ayer a convocatoria de la fiscal de prevención del delito, Rocío Castro, los jefes policiales Miguel Espinoza y Carlos Anaya, el gerente de Transportes de la Municipalidad de Huánuco, Jorge Escalante, la prefecta regional Herly Cabrera, el administrador de contratos de obras del Gobierno Regional, José Montoya, y el residente y el supervisor de la obra de construcción del puente Esteban Pavletich, Johan Quispe y Máximo Mayo.

Escalante anunció que presentará un proyecto de ordenanza para la restricción del tránsito vehicular en los puentes Señor de Burgos y Joaquín Garay, la Policía aseguró que prestará apoyo en esos lugares de 6.30 de la mañana a 11 de la noche en el puente Joaquín Garay y los inspectores de tránsito de 7.30 a. m. a 9 p. m. y durante la madrugada los patrulleros rondarán la zona.

Las autoridades también acordaron detener el paso de camiones hacia Huánuco en Chullqui (al norte) y Aquabamba (al sur) de 6.30 a 7.30 a. m., de 12.30 m a 2.00 p. m. y de 5.00 p. m. a 7.30 p. m. para que no ingresen a la ciudad en esas horas consideradas de mayor tráfico vehicular.

En tanto que el Consorcio Ingeniería Diamante colocará señales reflectantes o luminosos para el direccionamiento del puente La Esperanza, tanto en el lado de Amarilis como de Huánuco.

El Gobierno Regional —según se acordó— deberá mejorar la Calle 10 de La Esperanza para una mejor circulación de los vehículos, mientras que la Fiscalía de Prevención del Delito oficiará al Gobierno Regional para que reponga la viga transversal en el puente Joaquín Garay para evitar el paso de vehículos pesados.