Hoy se recuerda en el país, el Día del Periodista. Una fecha para reflexionar, pero también para celebrar el esfuerzo de varones y mujeres para mantener informada a la comunidad.

Fue la Federación de Periodistas del Perú que impulsó el establecimiento de dicha fecha en conmemoración a la fecha que apareció el “Diario de Lima”, el primer Diario del país dirigido por el español Francisco Antonio de Cabello, cuyo seudónimo era Jaime Bausate y Meza. Mediante Decreto Supremo del año 1953 se instaura la celebración del Día del Periodista en el Perú.

Este año la celebración coge a los hombres y mujeres de prensa en un escenario especial de lucha contra las fuerzas que buscan —como en los 90— someter a la prensa a sus caprichos.

La Ley Mülder, aprobada por el aprofujimorismo, que prohíbe la publicidad estatal en los medios de comunicación privada apunta a un vano intento por doblegar a la prensa y usarla como coartada ante los destapes de corrupción que los tiene como protagonistas, como ha ocurrido en los últimos meses.

La historia está ahí para testimoniar que aun cuando usaron el poder político, el poder económico y el Poder Judicial contra los periodistas, siempre hubo trincheras desde donde se defendió la libertad de prensa y el derecho de los ciudadanos a ser informados. Motivos sobran para celebrar hoy.