El gobernador regional, Rubén Alva, ha comenzado el último tramo de su gestión de 4 años realizando algunos cambios de funcionarios de confianza y anunciando que quiere dejar una institución “sin pasivos”, a diferencia de la que él recibió de su antecesor Luis Picón Quedo.

Entre los cambios conocidos ayer han sido más notorios los realizados en la Subgerencia de Obras y en la Dirección de Defensa Civil y Seguridad Ciudadana. En ambos casos por renuncias.

La renuncia de Daniel Mallqui a la Subgerencia de Obras se conocía desde finales del año pasado. Ésta debe ser quizá la baja más sensible en la administración de Rubén Alva. Mallqui ha estado en ese puesto desde el primer día hábil de enero del 2015 que Rubén inició su gestión y ha sido el más visible de sus operadores y en un área con conflictos heredados de la administración pasada.

Se ha dicho que pasaría a ser el ingeniero residente de la obra de agua potable de La Esperanza que Alva quiere inaugurar antes de dejar el cargo. En los próximos días se confirmará si va o no a ese puesto.

En tanto el cambio en Defensa Civil no deja de sorprender si se tiene en cuenta el corto tiempo de Chuquiyauri en ese puesto y en plena temporada de lluvias en el departamento en el que se presentan más situaciones de emergencia. ¿Qué efecto tendrán los doce cambios realizados hasta ahora por Alva? El tiempo lo dirá.