El segundo finalista de la etapa Departamental de la Copa Perú en Huánuco saldrá de una resolución de la Comisión de Justicia por causa de la informalidad que envuelve al fútbol en nuestro país y que le reduce cada vez más su nivel competitivo.

El León de Huánuco y el Sport La Punta  han presentado escritos ante la Liga Departamental, el primero para hacerse de los puntos que le permitan continuar en la competencia y el segundo para evitar que le despojen de su boleto a la final de la Departamental y a la etapa Nacional de la Copa Perú.

No estaríamos en esta situación si el torneo se manejara —desde un inicio— con las exigencias legales que fijan las Bases y con el mismo rigor para todos los clubes.

El León de Huánuco y el Sport La Punta empataron en sus dos partidos, pero el segundo anotó un gol más de visita que su rival y eso le da la clasificación en el campo de juego.

Sin embargo, los directivos del León han presentado escritos observando, entre otros, que Sport La Punta no tiene personería jurídica. En otras palabras, es un equipo informal que la informalidad de las Ligas Distritales, Provinciales y Departamentales han tolerado. No es el único equipo en esa situación, así que la informalidad se convierte en regla y no en excepción. Y como eso también es parte del fútbol, la cosa se resolverá en mesa y no en el césped.