El mes de noviembre ha comenzado de manera trágica. Tres accidentes de tránsito han cobrado la vida de 7 personas en las carreteras del departamento y podría ser el inicio de una mala racha que se prolongaría todo diciembre.

Conforme se acerca el fin de año los accidentes de tránsito registran un incremento en comparación a otros meses del año. Este año parece que no será la excepción.

Una familia se cuenta entre las víctimas mortales de los últimos accidentes registrados en el departamento.

Una de las condiciones para que se incrementen los accidentes de tránsito es que aumenta también el desplazamiento de las personas, ya sea por negocios o por motivos familiares.

En los días previos a Navidad  y Fin de Año se incrementa el flujo de vehículos en las carreteras y de viajeros en las agencias de transportes. Y entonces se incrementan también los accidentes.

Para ir cambiando este panorama, es importante que tanto pasajeros como transportistas y choferes de vehículos particulares asuman un poco más de cuidado y responsabilidad al momento de abordar un bus, al transportar pasajeros y cuando emprenda un viaje con su vehículo particular.

Cumplir las normas de tránsito reduce las posibilidades de que ocurra un accidente. Ojalá se entendiera así en nuestras carreteras.