Josfe Miraval Palacios (31) fue internado en el penal de Potracancha por disposición del juez de Investigación Preparatoria de Huamalíes que consideró debía enfrentar desde el penal las investigaciones por el crimen de su pareja y por el delito de tenencia ilegal de armas.

El presunto feminicida fue detenido el pasado miércoles por efectivos de la Comisaría de Llata que viajaron hasta el poblado de Cutash, en la comunidad campesina de Irma Grande, centro poblado de Pampas del Carmen, tras ser denunciado por los familiares de la víctima, Olga Aponte Mariño (25).

Miraval Palacios fue capturado a unos 200 metros arriba de su vivienda. No puso resistencia y al enterarse del motivo de su detención manifestó no saber del crimen de su pareja.

La madre del niño de apenas 14 meses de nacido habría sido asesinada el 10 de julio luego de una acalorada discusión con el detenido. Recién al día siguiente, la hermana de la víctima denunció lo sucedido en la Comisaría de Llata por lo que el personal policial viajó hasta Cutash.

Tras capturarlo, las autoridades caminaron unos 150 metros  donde estaba el cadáver de la madre de familia que habría sido golpeada y estrangulada.

Al registrar la vivienda de Josfe Miraval, las autoridades hallaron una pistola que estaba abastecida  con 8 municiones con la que, según los lugareños, habría hecho disparos la noche anterior.

Tras la investigación preliminar, el fiscal Melchor Trujillo decidió pedir prisión preventiva que fue accedido por el juez mixto que dictó prisión preventiva y ordenó su encarcelamiento.