TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Durante un sorpresivo operativo, autoridades de la Municipalidad Provincial, Fiscalía y Policía de Leoncio Prado clausuraron el bar video Miraflores, por permitir el ingreso de una menor de edad.

Desde las 11.30 de la noche del sábado hasta la 1.30 de la madrugada, el regidor Henry Gómez Alvarado, presidente de la Comisión de Servicios Públicos, Transportes y Seguridad Vial, y el gerente de Servicios Públicos, Miguel Villanueva Zevallos, acompañados por un fiscal y policías desarrollaron el operativo en el centro y alrededores de la ciudad de Tingo María.

Al llegar al bar Miraflores en la avenida del mismo nombre,  cerca del Cementerio Municipal, encontraron en el interior a una menor de edad y por este hecho procedieron a clausurarlo de manera definitiva.

Durante el operativo también fue capturado un requisitoriado por incumplimiento del pago de pensión alimenticia.

Pero también se aplicaron papeletas por diversas infracciones a las normas municipales.

Miguel Villanueva adelantó que revisarán la documentación de los locales que venden licor para establecer si incurrieron o no en el incumplimiento de las normas legales.

Refirió que el operativo realizado está contemplado en el plan de recuperación del ornato, limpieza, y la seguridad ciudadana de Tingo María.

“Los operativos serán permanentes hasta ordenar la ciudad”, sentenció el funcionario.

“Serán clausurados los negocios que frecuentan personas que actúan al margen de la Ley y que perturban la tranquilidad de los vecinos”, advirtió, por su lado, el alcalde provincial, Miguel Meza Malpartida.