El cadáver de un varón fue encontrado flotando en la represa de la hidroeléctrica Chaglla, ubicada en la localidad de Pampamarca. Familiares de Marcos Rusell Villar Esteban tienen la esperanza de que sea él, pero se conoció que será necesario realizar el ADN para determinar su identidad.

El cuerpo en avanzado estado de descomposición fue encontrado la noche del martes y la mañana de ayer, policías de la Comisaría de Acomayo y rescatistas de la Unidad de Emergencia viajaron hasta Pampamarca para recuperar el cadáver y trasladarlo a la morgue.

Familiares de Marcos, desaparecido hace un mes exactamente, llegaron a la morgue con la intención de reconocerlo, pero no pudieron hacerlo. Recién hoy se iniciarán las diligencias tanto de reconocimiento como la necropsia por peritos que determinarán la causa de muerte.

Marcos que trabajaba como chofer de una empresa, según versiones recogidas por las autoridades, cayó al río cuando escapaba del personal de seguridad de la discoteca El Boom, de donde había sido desalojado violentamente por un incidente en el interior.

Él y sus amigos reaccionaron lanzando piedras al local. La fiscalía investiga qué ocurrió tras este suceso y cómo es que Marcos llegó al río.