El fiscal que investiga al enfermero Edgar Espinoza Ampudia por el delito de ejercicio ilegal de la profesión decidirá hoy si solicita prisión preventiva o lo deja en libertad.

Espinoza Ampudia continuaba hasta anoche en la Comisaría de Huánuco sujeto a diversas diligencias que determinará su responsabilidad o no en el delito mencionado.

Ante los periodistas, el detenido negó haber estado haciendo las funciones de un médico. Dijo ser el dueño del Centro Médico San Pedro y que se encontraba en su local el día de la intervención porque el médico a quien contrató no se encontraba en Huánuco.

Sin embargo, durante un operativo multisectorial en el que participó un representante del Colegio Médico, las autoridades encontraron a varios clientes, una de ellas dijo que había ido para recibir una inyección porque estaba siguiendo tratamiento para la gastritis.

También encontraron gran cantidad de medicamento, un esterilizador, dos camillas, biombos, entre otros.

En el local se encontró además a una enfermera técnica quien también ha sido citada para declarar.

El detenido tampoco ha demostrado con documentos ser enfermero.