Conocida la crisis financiera que atraviesa la empresa Obrainsa, el vicegobernador regional, Erasmo Fernández, propuso que el Gobierno Regional intervenga económicamente la construcción del Hospital Regional Hermilio Valdizán Medrano a cargo de dicha empresa en consorcio con la española Joca.

Refirió que tras conocer tres informes sobre la situación de la obra del supervisor,  gerente de infraestructura, administrador del proyecto y de la Contraloría sobre los retrasos en el avance, la falta de un calendario acelerado del avance del obra, pidió el 4 de abril al gerente general, Luis Briceño, que  con los órganos de línea “tomen las decisiones pertinentes y oportunas” para definir la situación contractual de la obra.

Erasmo explica que intervenir la obra significa que el Gobierno Regional asuma el control administrativo y el consorcio continúe ejecutando los trabajos.

Sin embargo advirtió que el inicio del procedimiento concursal preventivo por parte de Obrainsa, podría impedir ahora la intervención económica de la obra.

“Se debió intervenir antes” de que Indecopi apruebe el procedimiento concursal de Obrainsa por su crisis financiera, anotó.