La inasistencia del abogado Ramiro Surichaqui Campos a la audiencia programada para el mediodía de ayer por la Sala Penal de Apelaciones para tratar la apelación de la sentencia que condena por corrupción a 8 años de cárcel a su patrocinado Pavel Doria Montero, ex asistente fiscal del Ministerio Público, obligó a los magistrados a reprogramarla “por última vez” para el 4 de diciembre a las 12 del mediodía.

Además, los jueces Yofré Castillo, Angélica Aquino y Rocío Marín han otorgado 48 horas de plazo al referido abogado para que justifique de manera documentada su inasistencia, bajo apercibimiento de imponerle la multa de dos unidades de referencia procesal (equivalente a 840 soles), en caso de no hacerlo.

Surichaqui presentó un escrito pidiendo la reprogramación de la audiencia por encontrarse mal de salud, pero —observaron los jueces— no adjuntó certificado médico alguno.

La Sala Penal de Apelaciones ha advertido que la audiencia del 4 de diciembre se realizará indefectiblemente, así no concurra dicho abogado, por lo cual ya quedó notificado el abogado de la Defensa Pública, Jhon Mori.

SENTENCIA

Por el Ministerio Público acudió a la frustrada audiencia el fiscal superior adjunto anticorrupción Jeremías Rojas, quien adelantó que pedirá la confirmación de la sentencia que condena a 8 años de cárcel a Pavel Doria Montero al ser encontrado culpable del delito contra la administración pública en la modalidad de concusión, lo inhabilita por 8 años para ejercer el cargo que tenía y declara su incapacidad para obtener cargo público por el mismo periodo y fija el pago de 5 000 soles de reparación civil.

Dese noviembre del 2017 que se dictó dicha sentencia, es buscado por la justicia.

OCHENTA SOLES POR INSPECCIÓN

Pavel Doria fue sentenciado por tres hechos que protagonizó en la ciudad de La Unión, capital de la provincia de Dos de Mayo, cuando se desempeñaba como asistente administrativo I en la Fiscalía Provincial Mixta de Dos de Mayo entre diciembre del 2010 y enero del 2011.

De acuerdo con la sentencia, en el juicio se ha probado que el 22 de diciembre del 2010 Doria Montero pidió 80 soles al denunciante Pedro Berrospi Fabián, quien le dio 60 soles, para que se realice la diligencia de inspección de terreno que solicitaba en su demanda por usurpación agravada.

Denunció al entonces asistente fiscal cuando el 4 de febrero regresó a la Fiscalía Mixta de Dos de Mayo y fue informado que Pavel ya no trabajaba ahí.

Una resolución del entonces fiscal de dicha Fiscalía, Merlin Pozo, del 15 de diciembre (7 días antes de que pida dinero al demandante) disponía la constatación fiscal de la usurpación de terreno.

NOVECIENTOS SOLES POR ENTREGAR DOCUMENTOS

En juicio también ha quedado probado que el 23 de diciembre pidió 200 soles a Isaías Vega Rubina a cambio de ayudarlo en su denuncia por abuso de autoridad contra funcionarios de la Municipalidad de Dos de Mayo. En total dice haber pagado  900 soles en efectivo y comida en un restaurante, pues Pavel le pedía insistentemente dinero para devolverle los documentos que la Municipalidad le incautó: tarjeta de circulación, tarjeta de propiedad, seguro Afocat y la licencia de conducir de su cuñado Artemio Antonio Piñán Gabriel.

El último monto que entregó Isaías a Pavel fue de 20 soles el 14 de enero. Pavel le exigió ese día cien soles para devolverle la licencia de conducir de Artemio. Se negó y la acalorada negociación fue grabada. Finalmente le dio 20 soles y Pavel entregó la licencia de conducir en el paradero de minivans.

Los documentos los tenía Pavel porque el fiscal los había solicitado a la Municipalidad como parte de las diligencias ante la denuncia de abuso de autoridad de Isaías.

QUINIENTOS SOLES POR TRABAJO

El tercer caso se deriva del segundo. En su segundo encuentro con Isaías, Pavel le ofrece, a cambio de 500 soles, un puesto de trabajo como chofer en la Fiscalía para su cuñado Artemio Piñán Gabriel, de quien se enteró por la licencia de conducir que retuvo la Municipalidad y derivó a la Fiscalía.

El 5 de enero, Isaías le da 250 soles por el puesto de trabajo. Cuatro días después, Pavel cita a Artemio en Huánuco en la puerta de una empresa de transportes que cubre la ruta a La Unión. Ahí le entrega los otros 250 soles y Pavel le dice que al día siguiente vaya a la Fiscalía para recoger la camioneta que llevarían  los dos a La Unión y que estaría asignada a Artemio.

Luego Isaías pidió a Pavel la devolución del dinero y estas conversaciones también fueron grabadas por el denunciante y que han servido para desbaratar los argumentos de defensa de Pavel y la jueza Violeta Pemberton lo encuentre culpable del delito de concusión.

  • Pavel Doria fue sentenciado el 6 de febrero del 2004 por el 35º Juzgadol Penal de Lima a un año de pena privativa de la libertad por el delito de falsificación de documentos.
  • En junio del 2008 el juez Ángel Gallardo ordenó comparecencia restringida para Pavel Doria en la investigación en su contra por usurpación de funciones al hacerse pasar como fiscal en mayo del 2006 en el Hospital de Tingo María.
  • En el 2008 también se le inició proceso por tráfico de influencias ante la denuncia de Madeley Argandoña Crespo, de que entregó en total 1 550 soles a Pavel, a pedido de éste, para archivar la investigación en su contra en el caso de desfalco de la UGEL Leoncio Prado.