Para ayer estaba prevista la llegada a Huánuco del gobernador regional, Juan Alvarado, luego de su viaje a Italia para participar en la Cumbre de Gobernadores Amazónicos, sin embargo ésta se ha aplazado y se ha aplazado también la explicación que debe brindar a la población sobre la presencia de su hijo Juan en el Gobierno Regional en su ausencia.

A poco de iniciar su periodo gubernamental, Alvarado tuvo que enfrentar un escándalo por la aparente intromisión de su hija Inés en la administración regional. Unos audios la pusieron en clamorosa evidencia y la obligaron a distanciarse de Calicanto.

Para los registros de la ONPE y JNE, Inés y Juan Alvarado Modesto son los mayores aportantes de la campaña electoral que llevó de regreso a su progenitor al Gobierno Regional, pero esta vez por elección popular.

Ambos con empresas de construcción impedidas de contratar con el Estado en el departamento mientras su papá sea el gobernador regional, han sido muy activos en el trabajo político de Juan. Pero hasta ahí debió llegar su participación.

Los electores eligieron a Juan Alvarado para que sea él el gobernador regional, para que sea él quien dirija las riendas de la institución, no para que sus hijos u otros familiares lo hagan por él. El gobernador debe explicaciones claras.