Una vivienda quedó completamente destruida al explotar productos pirotécnicos que se encontraban en uno de los ambientes, mientras que otras 5 casas vecinas  fueron afectadas por el estallido que causó alarma tanto en Amarilis como en Huánuco.

Las chispas originadas por el corte de fierros corrugados con una amoladora habrían llegado hasta la pólvora provocando la fuerte explosión donde sería el taller de pirotécnia. Una bola de fuego y columna de humo se elevó por los aires, lo que fue observado desde la ciudad de Huánuco,

Pese a que en el interior de la casa ubicada en el jirón Cajamarca 113, 115, a espaldas de Electrocentro, en el Sector 5 del asentamiento humano San Luis, se encontraban tres albañiles, no se reportaron heridos.

El hecho movilizó a efectivos policiales, bomberos y personal del SAMU que atendieron a algunos vecinos que fueron afectados emocionalmente con la fuerte explosión.

El dueño de casa, Julio León Aranda que fue llevado a la Comisaría de Amarilis manifestó que el siniestro se produjo por las chispas que se generaron cuando uno de sus trabajadores cortaba las varillas de fierro con una amoladora. Para las autoridades sería una pirotecnia clandestina.

Son 5 las casas aledañas que resultaron afectadas, principalmente porque los vidrios de las ventanas se hicieron trizas, mientras que las paredes y pisos resultaron dañados, y algunas terminaron sin calaminas.

La policía constató que en el interior de la casa había restos de mechas de cohetes, así como carrizos.

A la derecha la casa donde funcionaria el taller