Los familiares de la joven Damaris Rojas Suárez exigen a la policía intervenir al padre de su hijo de 4 años Trini Bautista Rosas, a quien acusan de tenerla secuestrada desde hace 10 días.

“Mi hermana está secuestrada, su expareja ha confesado a mi madre que la tiene contra su voluntad”, cuenta con angustia Juan Rojas, hermano mayor de Damaris.

“¡Justicia, justicia!, ¡Ayúdennos a encontrar a Dámaris!”, gritaban con carteles en las manos los familiares y amigos de la joven madre de 26 años. “Tiene un niño de 4 años, la queremos encontrar viva”, expresó su hermano al advertir que su secuestrador podría atentar contra su vida.

El año pasado Trinidad Bautista secuestró a su pareja al negarse retomar la relación sentimental. Siendo denunciado y encarcelado en junio del 2018, pero salió libre en diciembre. “No comprendemos por qué lo soltaron, si se comprobó que la había secuestrado. Y miren ahora vuelve a ocurrir, mi hermana puede ser asesinada”, cuestionó con lágrimas en los ojos.

Los familiares están exigiendo que detengan a la madre de Trini Bautista, ya que –dicen– sería cómplice al conocer el paradero de Dámaris Rojas.

“No esperemos a encontrar el cuerpo inerte de mi hermana, encontrémosla viva”, reclamaron.