El fiscal anticorrupción Rubén Jara Silva formuló acusación contra los exalcaldes  de la Municipalidad de Huánuco Jesús ‘Koko’ Giles Alipázaga y Lorenzo Silva Céspedes (actual regidor), cuatro exfuncionarios y dos empresarios, a quienes acusa de colusión simple, colusión agravada, falsedad ideológica y uso de documento con contenido falso y falsificación de documento en la contratación y pagos al Consorcio Virgen de la Puerta para y por la ejecución de las obras de cambio de redes de agua potable y alcantarillado y rehabilitación de pistas y veredas de la zona urbana del distrito de Huánuco por 9 millones 753 mil 702.46 soles.

La investigación comenzó en octubre del año 2014 con la denuncia del dirigente Yone Soto Guerrero, y a la que se sumaron en marzo del 2015 la denuncia de la Procuraduría Pública de la Municipalidad de Huánuco y el 15 de junio de ese mismo año del empresario Yul Delgado Arana, afirmando que su firma fue falsificada en los documentos del Consorcio Virgen de la Puerta (de la que es miembro) para la firma del contrato y otros trámites.

Treinta meses después de la primera denuncia, Rubén Jara ha acumulado documentos y testimonios que probarían los delitos que imputa a los ocho investigados y para los que está pidiendo penas de entre 18 y 8 años de cárcel e inhabilitación por dos años para ejercer cargo público o contratar con el Estado.

En efecto, el fiscal está pidiendo 9 años de cárcel para el exalcalde Jesús “Koko” Giles Alipázaga a quien acusa de colusión agravada y 12 años para su regidor que lo reemplazó en la alcaldía mientras estuvo profugo de la justicia, Lorenzo Silva Céspedes.

Pero es para la exgerente de Asesoría Jurídica, Zulma Picón Ruíz, para quien ha pedido la mayor pena de cárcel entre los funcionarios investigados: 17 años.

Para el ex gerente municipal, Clever Orlando Castañeda Ramón; de Administración, José Aníbal Rojas Barrera y para el subgerente de Abastecimiento, Celso Nazario Cajas Esteban, ha pedido 8 años de cárcel.

En tanto que para los representantes del Consorcio Virgen de la Puerta, Javier Miguel Sánchez Solano y Yul Delgado Arana está solicitando 18 y 9 años de prisión, respectivamente.

TRES HECHOS

Son tres grandes hechos irregulares que ha identificado el fiscal Rubén Jara y que sustentan su acusación:

Primer hecho.- Uso de una carta falsa del Banco de Crédito informando que está en trámite la carta fianza para la firma del contrato entre la Municipalidad de Huánuco y el Consorcio Virgen de la Puerta. El contrato fue firmado por Lorenzo Silva y Yul Delgado, representante del Consorcio, dos días después de que venció el plazo para que el Consorcio presente la Carta Fianza.

Segundo hecho.- Utilización de la carta fianza emitida por la Cooperativa de Ahorro y Crédito Fianzas y Garantía a nombre del Consorcio, para la firma de una adenda al contrato reemplazando con esta carta la falsa carta del Banco de Crédito. Además, la adenda consigna a Yul Delgado como si estuviera presente y registra su firma,  pero éste ha dicho que no estuvo presente para la firma de la adenda y que la rúbrica que aparece en el documento no le pertenece. Un peritaje grafotécnico confirmó su dicho.

“Sobre la base de la adenda n.º 01 se solicitaron y efectuaron pagos de adelanto directo, adelanto para materiales, valorizaciones, etc. en el que participaron activamente el representante de la empresa (Javier Miguel Sánchez Solano) y funcionarios de la Municipalidad”, anota el fiscal.

Pero la adenda no es el único documento con firma falsificada. En total, el fiscal Rubén Jara ha identificado 8 documentos con la firma falsificada de Yul Delgado: 6 cartas, una adenda y una carta poder.

Y Yul Delgado no es el único que le dijo al fiscal que falsificaron su firma en la adenda y otros documentos que el Consorcio Virgen de la Puerta presentó a la Municipalidad de Huánuco. También lo hizo Héctor Acurio Cruz, integrante del Consorcio. Precisó que su huella y firma que aparecen en la adenda n.º 1 del Consorcio Virgen de la Puerta que remueve  Yul Delgado del cargo de representante del consorcio y en su reemplazo designa a Javier Sánchez Solano, no le pertenecen. Otro peritaje grafotécnico confirmó su declaración.

Pero su rúbrica también fue falsificada en el expediente técnico de la obra que el Consorcio presentó a la Municipalidad.

El Consorcio Virgen de la Puerta estuvo conformado por  las empresas JJ Y M Contratistas Generales S.A.C. (de Javier Sánchez Solano), Durantia Infraestructuras S.A. y los ingenieros Carlos Fernando Arias Montoya y Héctor Acurio Cruz.

Y el tercer hecho, es la firma del acta de conciliación para reducir de 30 a 24 cuadras la intervención del Consorcio, que, según peritaje, causó un perjuicio de 2 351 794.20 soles a la Municipalidad de Huánuco. La conciliación fue firmada  con autorización de ‘Koko’ Giles por la gerente de Asesoría Jurídica, ZulmaPicón, no obstante que quien debió intervenir por razón de su cargo era la procuradora municipal de entonces Victoria Pulgar quien ha declarado que nunca le avisaron de ese trámite.

Zulma Picón ha dicho que  acudió a la audiencia por autorización del alcalde Giles Alipázaga y éste ha dicho que fue Zulma quien le dijo que el Consorcio la estaba invitando a una conciliación. Pero Zulma ha dicho también que antes de la conciliación se realizaron varias reuniones de coordinación en la  alcaldía y en las que participaron el gerente municipal, Clever Castañeda, y la gerente de Desarrollo Local, Irene Rojas Meza, quien negó haber coordinado para la conciliación con el Consorcio.

Clever Castañeda era socio de empresa que integró Consorcio

Y Zulma lo contrató para obra en la Beneficencia 

Clever Castañeda era socio de la empresa JJ Y M Contratistas representado por Javier Miguel Sánchez Solano, uno de los  que conformó el Consorcio Virgen de la Puerta, cuando ganó la licitación y firmó contrato con la Municipalidad de Huánuco para la obra de cambio de tubos y pistas y veredas de la zona urbana. El fiscal Rubén Jara estableció que la empresa de Clever: CRC Contratistas y JJ Y M Contratistas conformaron el Consorcio Huallaga para ejecutar la obra de agua potable y alcantarillado del poblado de Santa Rosa de Shapaja en Uchiza, Tocache.

En tanto que Zulma Picón, como presidenta del Directorio de la Beneficencia Pública de Huánuco, había contratado meses antes a la empresa JJ Y M Contratistas en consorcio con el Grupo Sebersan SAC para la ampliación del campo deportivo de dicha institución por más de 1 millón de soles.

En su investigación, el fiscal Rubén Jara establece que tanto Castañeda como Picón tuvieron interés en favorecer al Consorcio Virgen de la Puerta.