El fiscal Harry Lihon Vidal, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huánuco, ha formalizado acusación contra el exdirigente del Club Deportivo León de Huánuco, Luis Alberto Huallpa Arias (38), para quien está pidiendo 32 años de cárcel por abusar sexualmente de una niña de 12 años de edad, que en la actualidad tiene 13.

Huallpa Arias que se encuentra internado en el penal de Potracancha desde octubre del 2017, según el sustento fiscal abusó de la estudiante de un colegio particular en mayo del 2017, tras captarla a través de otras escolares de ese mismo colegio y que asistían a reuniones qué él organizaba y participaban otros sujetos mayores de edad.

Durante la investigación se estableció que las escolares dijeron a la agraviada que “Lucho” Huallpa quería conocerla, que tenía más de 30 años, y que le daría un celular y dinero.

Días después, la niña se comunicó con sus compañeras de estudio y les dijo que la llevaran a casa del investigado, pero ante la negativa de estas buscó a su amiga de la misma edad que ella y se dirigieron hacia la discoteca La Portada del Sol, que está muy cerca de la casa del agresor. Se supo luego, que las menores aprovecharon que una de sus profesoras no llegó a clases para salir del colegio.

Enterado que la niña a la que quería conocer estaba afuera de su casa llamó a la otra escolar que le hizo contacto a fin de que acompañara a la otra niña que llegó con la víctima.

Ambas fueron testigos de cómo el denunciado hizo entrar a la menor a su casa donde demoraron unos 40 minutos.

Ya en la investigación, la agraviada relató a las autoridades que al ingresar a la habitación de Luis Huallpa, éste le mostró un celular preguntándole si lo quería. Ella quiso salir, pero él se lo impidió haciéndole perder el conocimiento.

Al despertar estaba en la cama, pero vestida, y el imputado abrió su caja fuerte y sacó 3 celulares para que escogiera, retirándose luego. Al llegar a su casa, la escolar dijo haber estado sangrando pero pensó que sería su menstruación.

El hecho se descubrió cuando la menor llevó el celular a un retiro. Las profesoras le incautaron el equipo y al descubrir que ella y otras alumnas asistían a casa de Huallpa Arias, decidieron denunciar el hecho en la Fiscalía de turno. El médico legista confirmó que la menor de 12 años había sido ultrajada.