La Fiscalía realizó una sorpresiva diligencia en la sede del IDL- Reporteros, que dio a conocer los audios que comprometen a consejeros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y magistrados del Poder Judicial en presuntos delitos de tráfico de influencias y corrupción.

Según se informó, el objetivo de la diligencia fiscal fue incautar los mencionados audios, así como recopilar la información relacionada con el caso del CNM.

El director de IDL Reporteros, Gustavo Gorriti, calificó este hecho como un “atropello” y la consideró “violatoria del principio fundamental de la libertad de expresión”.

Enfatizó que las leyes peruanas e internacionales consagran la reserva de las fuentes periodísticas como parte fundamental de la libertad de prensa y del periodismo de investigación.

“Si cuando hay una investigación periodística en curso viene un fiscal e incauta todo el material, esa es la manera más segura de terminar con la investigación y de sabotearla”, comentó.

Asimismo, denunció que la diligencia fue realizada sin tener la orden de ley, por lo cual cuestionó la legalidad de la misma.

Tras criticar la presencia de cuatro policías en la sede periodística, reveló que al hacer notar que no había autorización, el fiscal encargado declaró inexistente la diligencia y procedió a suspenderla.

Por otro lado la fiscal Nora Córdova, titular de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, llegó a la sede del CNM para solicitar documentos relacionados al caso de los audios, pero al salir informó que se negaron a proporcionarle la información y documentación que solicitó. (Con información de Andina)