La mañana del lunes la ciudadana Silvia Calero Luis falleció tras ser impactada por un motociclista que circulaba de sur a norte por la carretera Central. Ella cruzaba la vía para dirigirse al Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán Medrano en busca de una cita, sin presagiar que la muerte ya la esperaba ahí.

No es el primer accidente de tránsito que se registra a la altura de la entrada a la calle que lleva al Hospital desde que éste entró en funcionamiento. Pero sí el primero con consecuencia fatal. Semanas atrás un médico resultó con lesiones.

Si bien en la zona se colocaron semáforos y reductores de velocidad, tal parece que no son efectivas para la seguridad vial.

La muerte de Silvia Calero debe llevar a las autoridades de la Municipalidad Provincial de Huánuco y de Provias Nacional (que tiene bajo su cargo la administración de la carretera Central) a sentarse y trabajar alternativas más efectivas para regular el tránsito en el área de ingreso al Hospital de Contingencia.

La imprudencia en manejar a velocidades por encima de lo regulado y cruzar la carretera por cualquier lugar en cualquier momento son causas de accidentes de tránsito.

Una alternativa para enfrentar esta problemática podría ser la fotopapeleta para choferes que se desplazan a excesiva velocidad y peatones que cruzan la calzada por zona no señalizada.  Provias y la Municipalidad tienen la decisión.