Con la puesta en funcionamiento del Hospital de Contingencia en el centro poblado de La Esperanza el tráfico en la carretera Central (desde el óvalo Esteban Pavletich hasta el acceso a dicho nosocomio) representa un problema mayor y hasta podría causar la demora peligrosa e innecesaria para el traslado del paciente, que podría ser fatal.

Hasta ahora estamos en el terreno de las especulaciones, pero no hay necesidad de llegar a la realidad para adoptar medidas que reduzcan o desaparezcan ese riesgo.

Para nadie es ninguna novedad el congestionamiento vehicular en el óvalo Esteban Pavletich, que se agrava en las mañanas, al mediodía y en la noche. Como tampoco es ninguna novedad la irresponsabilidad de la gran mayoría de conductores que no ceden el paso a las ambulancias, bomberos y hasta a los patrulleros, de la manera más descarada e impune.

Pues bien, la Municipalidad de Amarilis y el Gobierno Regional deberían acelerar sus trabajos para mejorar el tráfico vehicular en el óvalo Esteban Pavletich. Y la Municipalidad Provincial de Huánuco con el Gobierno Regional podrían instalar el sistema de fotopapeletas desde dicho punto hasta el acceso al Hospital de Contingencia para sancionar a esos malos conductores que no ceden el paso de la ambulancia, sin razonar acaso que por esa demora el paciente puede morir. La fotopapeleta podría ser de gran ayuda.