Los propietarios del restaurante pollería El Viajero, sus trabajadores y familiares frustraron la mañana del martes la demolición del inmueble por parte de la Municipalidad Distrital de Pillco Marca debido a que el alero invadió vía pública.

Entre los varones y mujeres que se apostaron en el segundo nivel  había niños que motivó incluso la intervención de la Defensoría del Pueblo.

Otro grupo de personas se paró frente a la maquinaria para impedir que avance hacia el inmueble contiguo a la Comisaría de Cayhuayna y lo demuela.

Tras una reunión entre funcionarios de la Municipalidad y dueños del establecimiento comercial en la referida Comisaría, se acordó fijar un plazo de 30 días para que los mismos dueños retiren el alero. Estos acusan venganza política en la decisión municipal porque, dicen, apoyaron a otro candidato en las últimas elecciones.