Durante dos días una delegación de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en el Perú, el secretario general de Palacio de Gobierno, Nicolás Rodríguez, y la presidenta ejecutiva de Devida, Carmen Masías, recorrieron el distrito de Monzón y caseríos de la provincia de Leoncio Prado para conocer los avances en el campo agrícola con los cultivos alternativos a la hoja de coca.

La delegación norteamericana estuvo encabezada por el el ministro consejero Mark Wells e integrada también por el jefe de la Oficina de Desarrollo Alternativo de Usaid, Terry Miller.

El centro poblado Palo de Acero (Monzón) fue el primer lugar que visitaron y donde oficiales de Policía explicaron las acciones implementadas para mantener la seguridad ciudadana en el valle.

El alcalde del distrito de Monzón, Víctor Pajuelo, los recibió e informó sobre los proyectos en ejecución como el mejoramiento de la carretera Monzón – Jircán; y la construcción del puente Monzón que está listo para ser inaugurado.

También detalló que pronto comenzará la construcción del futuro hospital de Monzón y agradeció el apoyo de Devida.

Los caseríos de Shianca y Sachavaca también fueron visitados donde dirigentes vecinales expusieron sus iniciativas para promover el desarrollo de sus comunidades.

El martes último, la delegación visitó el caserío Bella Alta, donde conocieron el trabajo de asistencia técnica que desarrolla Technoserve con productores de café y en Castillo Grande un grupo de productores de cacao, excocaleros convertidos en agentes tecnológicos, narraron sus experiencias positivas de cambio.

Mark Wells agradeció a los productores por su “dedicación en los cultivos alternativos” y el secretario general de Palacio de Gobierno, Nicolás Rodríguez, ofreció ayudar a agilizar la entrega de los recursos necesarios para la construcción del hospital.