El Gobierno del presidente Martín Vizcarra ha emprendido una campaña de capacitación a los alcaldes electos y que el próximo 1 de enero asumirán funciones por un periodo de cuatro años. También se ha realizado una reunión con los gobernadores regionales ya elegidos.

El lunes último en la Ciudad Universitaria de Cayhuayna se realizó el denominado “Taller de inducción para alcaldes electos”. Aunque no estuvieron todos, los que sí han recibido orientaciones sobre su rol como alcaldes, la “Organización municipal para la prestación de servicios”, “Continuidad de los servicios municipales” y “Enfoque de derechos para servicios públicos”.

También fueron capacitados en “Gestión pública y contratación de personal”, “Gestión de residuos sólidos”, “Transferencia y control institucional”, “Contratación estratégica del Estado”, “Seguridad ciudadana” y “Financiamiento e inversión regional y municipal”.

Sin duda se trata de una iniciativa positiva y corresponderá a cada autoridad edil electa sacarle provecho a las lecciones y los contactos establecidos con los funcionarios del Gobierno Nacional.

Es de esperarse entonces que desde el 1 de enero los ciudadanos no vuelvan a sentir vacíos de poder, ausencia de la autoridad y la Municipalidad paralizada. Por lo menos no habría motivo, si tomamos en cuenta que la Contraloría también monitorea el proceso de transferencia, clave para que las nuevas autoridades no estén desorientadas cuando se sienten en sus cargos.