Sin motivo alguno y en una actitud bastante extraña, el jefe de la V Macrorregión Policial, General PNP Jorge Lam Almonte, ordenó a sus subalternos desalojar a un grupo de periodistas que cubrían información sobre la retención de cuatro efectivos policiales por parte de un grupo de pobladores de Tambogán.

Como si quisiera ocultar lo acontecido para que la ciudadanía no se entere de lo sucedido con los efectivos bajo su comando, el alto jefe policial intentó vanamente impedir el trabajo de los hombres y mujeres de prensa, que se resistieron a salir del Complejo Policial Alcides Vigo Hurtado.

Desde hace semanas, Lam Almonte despliega una política de ocultamiento de información y obstrucción del trabajo periodístico en las dependencias policiales. Ha ordenado a sus subalternos que se impida el ingreso de los periodistas a las dependencias policiales. Precisamente por esta razón se indignó cuando la tarde de ayer vio a los hombres y mujeres de prensa en el patio del Complejo Policial, y de inmediato arremetió contra el personal de la Guardia increpando por qué los dejó ingresar.